Acusan “machismo” y “misoginia” del Alcalde de Antofagasta durante reunión con profesoras

Dirigenta del Colegio de Profesores acusó faltas de respeto y violencia verbal de Wilson Díaz en contra de dirigentas del magisterio. Edil desmintió los hechos y acusó campaña en su contra, mientras que las acusaciones fueron respaldadas por la Dirigenta del Sindicato de Profesionales de la Educación, quien involucró también al Presidente de la CMDS Arturo Molina en la tensa reunión que incluso concluyó con llantos de las docentes.

La dirigenta del Colegio de Profesores de Antofagasta, Patricia Romo, denunció actitudes “machistas” y “misóginas” del Alcalde de Antofagasta y Presidente de la Corporación Municipal de Desarrollo Social (CMDS), Wilson Díaz, durante una reunión sostenida el pasado viernes en la casa consistorial.

Durante esa jornada las dirigentas del Sindicato de Profesionales de la Educación y del Colegio de Profesores, Ivette Gareca, Patricia Romo y la dirigenta nacional del Colegio de Profesores, María Angélica Ojeda, realizaron un punto de prensa en el municipio, denunciando diversos desconocimientos de acuerdos tomados entre los profesores y la Corporación Municipal, como es la conectividad para las clases online y que se mantienen los despidos y reubicaciones de profesores, además de presiones indebidas a los docentes.

Posterior a esta conferencia de prensa, las dirigentas fueron invitadas a sostener una reunión con los directivos, instancia en donde según acusó mediante un video la dirigenta del Colegio de Profesores, Patricia Romo, el Alcalde Wilson Díaz, en lugar de realizar una reunión de trabajo, llegó con una actitud propotente, enojado y con pedantería porque las profesoras dieron a conocer la situación.

Publicidad

“El no quiso escucharnos, no es primera vez que el Alcalde nos ha faltado el respeto y hace callar sobre todo a las mujeres dirigentas y en esta reunión me falto el respeto, una dos, tres veces…cuando ya definitiamente no hubo posibilidad de hablar y que me escuchara, porque solo se quería escuchar él y su enojo, realmente no pude soportar más y me paré. Colapsé y todos saben que soy fuerte, pero las faltas de respeto así a las mujeres son situaciones que no se pueden tolerar”, indicó la docente.

DÍAZ DESMINTIÓ LOS HECHOS Y ACUSÓ CAMPAÑA SUCIA

Mediante un comunicado, el Alcalde Wilson Díaz afirmó que “no hubo maltrato ni intención de ofender” y que “las aseveraciones vertidas en aquella ‘funa’ no son reales”. Lo anterior, en respuesta a mensajes en redes sociales donde se le acusa de no haber contribuido al retorno a la democracia y también se le tilda de “papito corazón”.

Asimismo, la autoridad comunal cuestionó que algunos medios hayan hecho eco de la denuncia sin solicitar su versión y además llamó a las otras candidaturas a Alcalde a “dar la cara” y no involucrar a sus hijos “a quienes amo por sobre todo”. Finalmente indicó que “a quienes están detrás de este actuar miserable, los invito a dar la cara y establecer un debate sobre el futuro de Antofagasta dejando de lado este tipo de bajeza. No me atemorizan ni me desaniman estos actos”

OTRA DIRIGENTA CONFIRMÓ ACUSACIONES

Posteriormente a este desmentido emitido por el Alcalde, la dirigenta del Sindicato de Profesionales de la Educación, Ivette Gareca, emitió una declaración en video donde refrendó las acusaciones de la dirigenta del Colegio de Profesores, Patricia Romo, señalando que efectivamente Wilson Díaz llegó enojado a la reunión y no permitió expresarse a la dirigenta.

Asimismo, indicó que posteriormente a que la dirigenta Patricia Romo se retiró de la reunión, las otras dos dirigentas fueron presionadas para decir que no habría existido violencia verbal e invisibilizar la situación y que incluso la reunión se avocó más a la situación electoral y la inconveniencia de que los profesores realizaran puntos de prensa, interviniendo también molesto al respecto el Presidente de la CMDS, Arturo Molina, Presidente Regional de la DC, quien cerró filas con Wilson Díaz, existiendo también colapso de la otra dirigente del profesorado e incluso llantos en medio de la reunión.