Al borde del colapso: Antofagasta necesita urgente fondos para esterilizaciones de animales abandonados y el municipio no entrega respuesta

"Nosotros como voluntarios, necesitamos que ellos como municipio salgan a las calles, realicen operativos de esterilización en las mismas juntas de vecinos donde están chipeando", señaló Pamela Salinas, miembro de Pro Animal Gaat Antofagasta.

Imagen: Pro Animal GAAT Antofagasta, caso perrita Caleta Cobre.

La Municipalidad de Antofagasta nuevamente lanzó operativos durante este mes de noviembre para la implantación de microchip para mascotas, sin embargo, lo que muchas agrupaciones, voluntarios, rescatistas y los propios animales abandonados de la comuna necesitan, son operativos de esterilización, ya que controlar la gran población de animales callejeros, producto de la falta de educación en tenencia responsable, es sin duda una de las grandes preocupaciones y problemáticas que presenta la Perla del Norte actualmente.

Dentro del municipio de la comuna, existe un área veterinaria con profesionales que están ligados o encargados de cuidar y resguardar el medio ambiente de Antofagasta, siendo ellos mismos quienes deben postular a fondos que cubran las esterilizaciones, no obstante, no se han realizado los trámites para obtener recursos monetarios para las operaciones que tanto se necesitan.

La población de perros y gatos necesita fondos para esterilizaciones. Nosotros como voluntarios, necesitamos que ellos como municipio salgan a las calles, realicen operativos de esterilización en las mismas juntas de vecinos donde están chipeando” explicó Pamela Araya Salinas, miembro de Pro Animal Gaat Antofagasta.

Publicidad

Cabe recordar que los veterinarios que trabajan para la entidad tienen remuneración, a diferencia de las agrupaciones e independientes, que no reciben ayuda por parte de las autoridades y deben costear los gastos desde sus propios bolsillos o con apoyo de la comunidad.

Asimismo, Pamela comenta que “tienen la opción de los fondos Subdere, pero hace años no los vemos salir a terreno, solo trabajan poniendo chip en sus oficinas, ni siquiera capturan, ya que tienen dardos y luego alguien realiza la operación. Hemos conversado con el municipio, pero lamentablemente no obtenemos respuesta“.

Las zonas silvestres protegidas de la localidad y sus alrededores son las que más se ven afectadas, y solo tienen ayuda de las mismas agrupaciones o veterinarios particulares que trabajan por vocación. Primando el interés por los animales y su calidad de vida, frente al abandono que enfrenta peligros, daños a la misma fauna, camadas que vienen al mundo a correr la misma suerte de abandono y maltrato viviendo en las calles, entre tantos factores más.

Es importante que exista educación sobre tenencia responsable en los colegios y en las juntas vecinales, otra labor que le corresponde al municipio, pero que nosotros como voluntarios hacemos, incluso durante el tiempo que estuvimos en cuarentena, por medio de zoom. Todo lo que hacemos es por amor a los animales” finalizó Salinas.