Desorden se apodera del centro de Antofagasta: Esculturas de figuras históricas de la ciudad ahora son colgadores de ropa

Imágenes muestran históricas esculturas del centro convertidas en soporte para escobas, toallas y ropa. Al panorama se suma la alta presencia de locales nocturnos, aceras en mal estado, suciedad, postes repletos de cables. Tanto desde el comercio informal como en el comercio establecido coinciden en la falta de planificación, gestión, respuesta y soluciones por parte de la administración municipal encabezada por Jonathan Velásquez.

La escultura de Adriana Zuanic, famosa cineasta antofagastina, afirmando una escoba. Las de José Papic, Antonio Rendic y Lenka Franulic, sosteniendo ropa como si fueran “percheros”.

Esas son las imágenes que se viralizan en las redes sociales durante los últimos días y dan cuenta del nivel de desorden que en los últimos meses se ha apoderado del centro de Antofagasta. Las razones, diversas. Alta presencia de comercio ambulante, locales nocturnos que proliferan en el sector, aceras en mal estado, falta de planificación, gestión y respuesta por parte de las autoridades responsables.

La situación del comercio ambulante en el centro se ha vuelto una de los principales focos de conflicto para la administración de Jonathan Velásquez, quien asumió en julio prometiendo entre otras cosas, ordenar el centro de la comuna y que este “volviera a brillar”. En los hechos, sin embargo, el desorden ha empeorado desde el fin del desconfinamiento impuesto por la pandemia y las calles Prat o Matta por momentos se vuelven prácticamente intransitables debido a la inmensa cantidad de personas vendiendo sus productos.

Publicidad

FALTA DE SOLUCIONES Y GESTIÓN

Frente a esta problemática, la primera respuesta municipal fue desligarse del tema, afirmando que no sería parte de sus facultades. Posteriormente, optó por realizar desalojos por la fuerza con apoyo de Carabineros, sin aplicar programas de planificación urbana para una correcta reubicación de los comerciantes ambulantes. Esta situación provoca que al día siguiente vuelvan a proliferar los puestos de personas que necesitan trabajar y llevar un sustento a su hogar, quienes además se sienten vulnerados y molestos debido a que algunos de sus puestos inclusos fueron quemados y destruidos.

Así lo explican representantes de los comerciantes ambulantes. “Nos causa rabia lo que sucedió el jueves pasado porque aquí hay gente de esfuerzo que se saca la mugre trabajando día a día, pero eso no lo entiende la autoridad al parecer”, indicó uno de sus representantes a este diario.

La idea de los comerciantes ambulantes es poder contar con autorización para trabajar hasta las fiestas de fin de año, asegurando que han pedido reunirse con el Alcalde Velásquez, sin embargo esto no ha ocurrido. “Nuestro objetivo es llegar a acuerdos con el alcalde y que nos de la cara porque no ha sido capaz de venir al paseo y preguntarnos: Muchachos qué es lo que pasa, cómo podemos solucionar esta situación, pero hasta el momento nada, solamente nos ha enviado a conversar con personas que vienen detrás de él, las que han sido bastante respetuosas. De hecho, han tratado de buscar soluciones, sin embargo, las decisiones las toma el alcalde quien sigue sin pronunciarse”, comenta el representante de los vendedores ambulantes.

COMERCIO ESTABLECIDO: “EL MUNICIPIO ES CÓMPLICE”

Por otro lado, el comercio formal también se siente afectado debido a la falta de respuestas y soluciones que permitan trasladar a los vendedores ambulantes y así poder trabajar en condiciones de mayor orden, considerando que pagan patentes comerciales.

En este sentido, desde la Cámara de Comercio de Antofagasta apuntaron directamente al municipio por el uso de figuras emblemáticas de la ciudad como colgadores de ropa. “No solo comercio ilegal ocupa calles del centro de la ciudad, sino que además lo hace con total desprecio de las esculturas que allí se colocaron para destacar antofagastinos ilustres. En esa aberración es cómplice la municipalidad por no hacer algo al respecto“, indicaron.

Pero no solo el comercio sin autorización en la calle es parte de las situaciones del centro de Antofagasta. Se suma también la histórica inseguridad producto de la gran cantidad de locales nocturnos que funcionan con permisos, cables eléctricos en los postes que son verdaderas redes de cientos de cables, que en algunas ocasiones incluso presentan cortocircuitos o se sueltan, pudiendo provocar accidentes.

Las tapas de cableado subterráneo de compañías de telefonía, o más bien, la ausencia de ellas, también se transforman en un potencial foco de accidentes no solo en el centro, sino que en otros puntos de la comuna.

El tema se ha vuelto una consulta cada vez más frecuente que realizan los ciudadanos al Alcalde Jonathan Velásquez, quien no respondió las consultas de la prensa respecto a este importante tema, como es habitual. Sí lo hizo mediante redes sociales, donde afirmó que la solución sería “Más pronto de lo que usted piensa”. Por ahora comerciantes y vecinos, siguen esperando.