13.6 C
Antofagasta
Viernes 12 de Agosto del 2022 22:35

“Hiladas entre trenes”: Mujeres rescatan el valor patrimonial de Antofagasta mediante el tejido

Lea también:

El Diario de Antofagasta
El Diario de Antofagasta
Noticias de Verdad. DiarioAntofagasta.cl es el medio digital más leído de la región minera de Chile. Noticias, entrevistas, reportajes, fotos, videos, opinión y contenido de Antofagasta, Calama, San Pedro de Atacama, Tocopilla, Mejillones, Taltal.

En el Museo de Antofagasta se encuentra disponible la exposición del proyecto “Hiladas entre trenes”, cuyo objetivo fue rescatar y canalizar a través del tejido, la memoria de una población que valora el ferrocarril como parte de la identidad regional y el tren de pasajeros como una conexión entre los habitantes del territorio.

Financiado por la Convocatoria 2020 del Fondo del Patrimonio Cultural, administrado por el Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, participan de este proyecto más de 15 mujeres que reunidas por el tejido, se reencuentran a través de este oficio patrimonial.

A la actividad inaugural asistieron más de 50 personas contando con la presencia del Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio Claudio Lagos y el director del Museo de Antofagasta René Huerta. El equipo del proyecto, compuesto por la triada de la gestora cultural Gabriela Cisternas, Nicol Tapia, diseñadora y Nadia Ceballos educadora, participó junto a las vecinas y tejedoras Julia Ríos e Ingrid Lazcano, en un conversatorio moderado por Norma Oliden, que presentó el contexto de la jornada y acercó a las y los presentes al proceso de talleres y encuentros que originó un gran tejido que se extendió como una alfombra cubriendo las escaleras del Museo.

Quienes asistieron a visitar la obra en el Museo, pudieron transitar y fotografiarse en la obra textil.

Proyecto Entre Trenes

En 1877 se autorizó el uso público del ferrocarril, fijando una primera tarifa de carga, equipaje y pasajeros. Esta autorización facilitó el desarrollo de los centros poblados, como Antofagasta, que se benefició directamente con el auge minero que llegó como consecuencia. Sin embargo en la década del 80 se comenzó a gestar un periodo recesivo cuyos orígenes son diversos (Panadés Vargas, Gonzalez Pizarro. Antofagasta, historia de mi ciudad.)

Existe un interés por revivir la época del tren como transporte público: Luego del cierre público del tren, quienes fueron sus usuarios han querido revivir esos momentos. Se han presentado algunas iniciativas, por parte del Ferrocarril Antofagasta Bolivia y otras organizaciones independientes para revivir estas memorias. En octubre del 2018, por un periodo de tres horas, 500 vecinos de mejillones dieron un paseo en tren, entre mar y desierto. ” El Ferrocarril es parte de la identidad regional y el tren del recuerdo hacia Mejillones reafirma la historia común.

¿Por qué el tejido?, porque es parte de recuperar un oficio que es mucho más que la acción de unir un punto con otro. Comprobadamente tejer, aporta en el bienestar de las personas, ayuda a la concentración, fortalece la memoria y la coordinación. De igual forma tejer en grupo favorece la unidad y comunicación entre quienes participan, fomentando el intercambio y el aprendizaje colaborativo, nutriendo con ello los procesos de creación colectiva, por sobre la prolijidad del resultado de la obra creada. Por otra parte, exhibir en el espacio público las creaciones asociadas a las temáticas que se prioricen en el grupo de tejedoras, contribuye a la visibilidad de las temáticas que interesan en el barrio, la apropiación del espacio y sentido de pertenencia. En este caso, utilizamos el tejido para revivir y recopilar la memoria en torno al patrimonio que podemos transmitir a las nuevas generaciones.

Talleres

Los talleres iniciaron en febrero de 2022, reuniéndonos semana por medio para desarrollar las actividades en nuestra “Bitácora” e ir inspirándonos y rememorando las historias en torno al tren de pasajeros, creando collage, escribiendo cartas y también realizando ejercicios de autocuidado para las tejedoras, co creando mediante la técnica de granny square una gran alfombra que recogía el diseño que fuimos co-creando.

Me he sentido super acogida, nos encontramos como un grupo que compartimos lo que nos gusta, también como desmitificando ese tabú que el tejido es para personas mayores, en realidad es algo que encontré en la pandemia y me gustó mucho. Nunca había tejido en grupo y eso fue un regalo de este proyecto, siempre aprendí en youtube sola en mi casa, y fue muy terapéutico, pero siento que compartir y conversar, lo hizo todo mucho más agradable”, indicó Andrea Jara activa participantes del grupo “Hiladas”.

Encuentro que el barrio es muy lindo en los colores y eso se ha visto en las lanas, el verde, que una pueda caminar cuatro calles seguidas y ver verde todo el rato y además que el barrio estaba viviendo como el proceso de la declaratoria de patrimonio de la estación Valdivia, que también realza el barrio, genera arraigo. El tejer pensando en que se están logrando estas cosas y en poner valor el patrimonio es tremendamente satisfactorio, ver más gente comprometida, uniendo a quienes luchan por un tema, otros por otro, pero conectando, igual que los puntos, la ciudad y el el arraigo también a Antofa. Este proyecto me conectó con esa identificación con la ciudad y lo bueno que sería unirnos en una forma de cuidarla”, indica María Gloria Lazcano vecina participante de Hiladas.

La motivación de Hiladas

Hiladas se ha propuesto contribuir con el rescate y valoración del oficio del tejido, como una forma de fomentar el trabajo colaborativo, el bienestar individual, el sentido de comunidad asociada un territorio y la visibilidad de las temáticas que dispuestas como tejidos colectivos en el espacio público, visibilizan y contribuyen con el sentido de pertenencia de los lugares valiosos de un barrio y/o comunidad.

El tejido como proceso terapéutico aumenta el bienestar subjetivo de las personas; según un estudio de Stitchlinks/Universidad de Cardiff, el 72% de quienes respondieron afirmaban tejer más de tres veces por semana, y encontraron una relación significativa entre la frecuencia de tejer y la felicidad, calma, confianza concentración, resolución de problemas y pensamiento percibido. En el mismo estudio el 81% de personas con depresión clínica que respondieron, dijo que normalmente definitivamente se sentían más felices después de tejer, el 54% de esas personas con depresión comentaron que se sentían felices o muy felices después de tejer. (Corkhill Betsan, Tejiendo Salud). Después de este largo periodo de pandemia, qué duda cabe respecto a los beneficios que puede generar el tejido comunitario, utilizado también como herramienta terapéutica.

Hiladas se define como un grupo de mujeres que a través del tejido buscan relevar temáticas que les preocupan, motivan e inspiran desde una óptica feminista y colaborativa; resguardo del patrimonio material e inmaterial, conductas sustentables y cuidado del medio ambiente, visibilidad de las mujeres en el desarrollo de la sociedad y en la historia, son los temas que surgen en el trabajo colectivo entre mujeres.

El interés que hemos encontrado sigue creciendo, y desde Hiladas estamos comprometidas con sostener el espacio. En el marco del Día Internacional de Tejer en Público (fecha oficial), se realizó una convocatoria a la comunidad antofagastina, para contactar con otras tejedoras y tejedores de la ciudad, en la glorieta del Parque Brasil, ocasión en la que asistieron alrededor de 20 personas con palillos y/o crochet en mano. Si quieres saber más puedes contactarnos a través de redes sociales @Proyecto.Hiladas o al correo proyecto.hiladas@gmail.com

- Publicidad -

EN PORTADA