22.6 C
Antofagasta
Martes 31 de Enero del 2023 19:52

Juzgado laboral de Antofagasta condena a la UCN por despido de académica que apoyó movimiento feminista

El tribunal estableció que los hechos fueron un caso grave de discriminación por motivos políticos y ordenó a la Universidad Católica del Norte pagar una indemnización a la académica que por 7 años realizó clases e investigación en el departamento de química, además de realizar "capacitaciones sobre buenas prácticas laborales y derechos fundamentales" a los directivos del departamento y autoridades de la casa de estudios.

Lea también:

El Diario de Antofagasta
El Diario de Antofagasta
Noticias de Verdad. DiarioAntofagasta.cl es el medio digital más leído de la región minera de Chile. Noticias, entrevistas, reportajes, fotos, videos, opinión y contenido de Antofagasta, Calama, San Pedro de Atacama, Tocopilla, Mejillones, Taltal.

El Juzgado de Letras del Trabajo de Antofagasta condenó a la Universidad Católica del Norte, por vulneración de derechos y despido injustificado de una académica que participó y apoyó el movimiento feminista.

El fallo de la justicia, indica que la universidad deberá pagar una indemnización por daño moral a Adriana Aránguiz, quien por más de 7 años realizó clases e investigaciones en el departamento de química, además de recargo moral de un 30% por la gravedad de los hechos y devolución del seguro de cesantía.

Asimismo, el tribunal “condena a la universidad a la realización de capacitaciones sobre buenas prácticas laborales y derechos fundamentales a todos los trabajadores del área donde se desempeñó la demandante y autoridades de la universidad dentro de los 90 días siguientes a que esta sentencia quede firme y ejecutoriada“.

De acuerdo a la sentencia, la académica participó activamente en actividades del movimiento feminista y permitió que sus estudiantes participaran en jornadas de reflexión, a propósito de denuncias de abusos sexuales contra alumnas de la casa de estudios, además de suscribir cartas abiertas en relación a las demandas del movimiento feminista de 2018 así como en relación a las violaciones de derechos humanos ocurridas con ocasión de la crisis social de octubre de 2019.

Tras ello y de forma coétanea, según sostiene el fallo, la universidad realizó persecución laboral en su contra, siendo alejada de cursos y de las clases, derivada a comisiones de servicio, le ofrecieron la dirección de un centro de investigación y luego se la denegaron, la universidad publicó avisos con ofertas laborales similares a su perfil y finalmente fue desvinculada.

Para el tribunal, “existió ánimo de desvinculación de la demandada en razón de su participación política, ya que los principales hechos y consecuencias negativas que sufre, provienen precisamente desde que comienza a participar activamente de los movimientos señalados, siendo una discriminación de carácter grave ya que finalmente esta discriminación termina manifestándose con el despido de la demandante“.

LÁGRIMAS DE EMOCIÓN

Tras este fallo, la profesional indicó que lloró al recibir el fallo, “de pena, de alegría, de emoción, de impotencia, con un llanto liberado, que saca por fin el dolor de estos duros años. Solo pienso en las compañeras que siguen viviendo abusos laborales y sexuales en las universidades. Ojalá hubiera justicia para todas ellas“.

Asimismo, agradeció “a todas las personas que han estado a mi lado, apoyándome estos años, y por supuesto a mis testigos que hicieron todo el trabajo. También a las y los poquitos ex-colegas de la UCN que se mantuvieron cerca, fieles a una escasa conciencia ética y moral en una institución que rebalsa hipocresía“, indicó mediante una declaración en Facebook, donde ha recibido múltiples mensajes de apoyo.

- Publicidad -

EN PORTADA