14.6 C
Antofagasta
Miércoles 17 de Julio del 2024 10:28

CMDS responde ante acusaciones de agresión y amenazas de muerte hacia profesora de Escuela José Papic de Antofagasta

Mediante un comunicado por redes sociales, la profesora de enseñanza básica Katherine Yoma, denunció agresiones físicas y psicológicas por parte de una estudiante de la Escuela D-68 José Papic y su apoderado. Además, recalcó que no ha recibido un real apoyo desde las autoridades pertinentes, por lo que la Corporación Municipal de Desarrollo Social (CMDS) declaró al respecto.

Lea también:

“Me las vas a pagar, por tu culpa mi hija no está en la escuela”. Esas son las amenazas que la docente aseguró haber recibido por parte del apoderado de su alumna, quién también habría amenazado de muerte a Katherine. Por este motivo, ha presentado esta situación ante el director del establecimiento, sin embargo, la funcionaria acusó mala gestión por parte de la directiva del colegio y la CMDS. “La escuela nunca me ha contactado para saber cómo estoy y la corporación me dice que no se pueden reunir conmigo porque estoy con licencia”, recalcó. 

Asimismo, indicó que la declaración que emitió a través de redes sociales fue porque lleva esperando mucho tiempo para que se haga algo y que “la inoperancia de las personas que debían protegerme en la escuela, más la inoperancia de la corporación, agravan definitivamente mi estado”

Por este motivo la funcionaria actualmente se encuentra con reposo médico certificado por una licencia, ya que los incidentes y la falta de protección han desencadenado que sufra episodios de crisis de ansiedad, además de estrés postraumático significativo. 

De igual forma, Yoma aseguró que su caso no era el único en el establecimiento, pues si bien consideró que existe una crisis de violencia en la educación, lo que pasa en la Escuela José Papic es por la mala gestión de gestión de las autoridades a cargo. “En ese colegio se vulneran derechos fundamentales de los docentes. Hay malos tratos por parte de nuestros superiores, de nuestra jefatura”, sentenció. 

CMDS

Ante la publicación de la docente de la Escuela D-68, la CMDS decidió emitir declaraciones respecto al caso. En este contexto, la directora de educación de la corporación, María Luz Gálvez, garantizó que la entidad tiene conocimiento del caso, desde los primeros días de junio, cuando el director de la escuela, Marco Jil, envió un informe. 

Asimismo, se refirió a los protocolos que se deben aplicar en situaciones de vulneración de derecho a docentes. “Se le hace una entrevista al docente denunciante y una primera contención por parte del equipo psicosocial del establecimiento. Si el estudiante es mayor de 14 años denuncia a carabineros, además de derivar al docente a la Mutual de Seguridad. Finalmente, se debe informar a la Dirección de Educación y Departamento Jurídico de la CMDS del hecho y tomar medidas adoptadas”, señaló. 

Respecto al porqué no se han reunido con la docente Katherine Yoma, la directora afirmó que la profesora se comunicó vía correo electrónico con la coordinadora de enseñanza básica, en junio, solicitando ser atendida pero que esto no se puede concretar debido a que Yoma se encuentra con reposo entregado por la mutual. “No se le puede atender hasta que la licencia termine, situación que se mantiene hasta el día de hoy”, aclaró. 

Sin embargo, abogados de la educadora enfatizaron en que la licencia médica no es impedimento para que la entidad empleadora se reúna con Katherine y que “es una ignorancia por parte de la CMDS, ya que incluso la Mutual de Seguridad mencionó que queda a criterio de ambas partes si se concreta una audiencia o no”. 

Posibles sanciones

Con el objetivo de buscar una solución real, la funcionaria del establecimiento educacional se reunió con el seremi de Educación, Alberto Santander, quien mencionó que intervendrá en la CMDS a favor de la profesora, para pedir su reubicación y colaborar en pro de concretar una audiencia entre ella y la corporación. 

De igual forma y de acuerdo a lo comentado por Katherine, hay una gran probabilidad que desde la Superintendencia de Educación sancione a la Escuela D-68 José Papic por la no activación de protocolos oportunamente.

Por su parte, Yoma comentó las expectativas que tiene frente a esta compleja situación. “Espero que ojalá el sostenedor tome medidas con sus trabajadores. Lo que pasa en esa escuela es peligroso y seguramente es la realidad de muchas escuelas también”, apuntó la docente, puesto que según sus palabras no es el único caso de violencia en este establecimiento educacional.