21.6 C
Antofagasta
Domingo 3 de Marzo del 2024 22:17

San Pedro de Atacama: La eutanasia a perros abandonados no soluciona el descuido humano

Cada perro abandonado en la calle es una prueba viviente de la irresponsabilidad, tanto de dueños individuales como de municipios que han fallado en controlar la población canina.

Lea también:

Cristian Reyes Herrera
Cristian Reyes Herrerahttps://www.diarioantofagasta.cl
Periodista, Licenciado en Ciencias de la Comunicación UCN. Soy un #AntofaLover. Director y Fundador de DiarioAntofagasta.cl

El reciente suceso en San Pedro de Atacama, donde cuatro perros fueron sacrificados sin estar implicados en el ataque a una turista, resalta una problemática mayor: la negligencia en el manejo de animales callejeros. Esta trágica decisión, tomada por los dueños para evitar multas, evidencia un patrón preocupante de evasión de responsabilidades.

La situación en San Pedro de Atacama es un reflejo de un problema mayor que enfrentan diversas ciudades. La localidad, conocida por su atractivo turístico y sus extensas parcelas además de sitios eriazos, es un lugar donde muchos propietarios mantienen perros para fines de vigilancia. Sin embargo, el cuidado y manejo adecuado de estos animales a menudo se descuida, resultando en perros que deambulan en la vía pública, se reproducen sin control e incluso se asilvestran.

Este ciclo de abandono y sacrificio es alarmante. Los propietarios, al optar por la eutanasia en lugar de pagar multas, evitan enfrentar las consecuencias de su irresponsabilidad. Además, la falta de sanciones efectivas por parte de las autoridades locales solo perpetúa este ciclo.

La solicitud de eutanasia para unos 4.500 perros callejeros en la comuna es una respuesta extrema a un problema de fondo humano. La eutanasia puede ser necesaria en casos de riesgo directo a la salud pública, pero pretender aplicarla masivamente además de ser inhumano, es poco efectivo y así lo han comprobado diversas ciudades en todo el mundo.

Cada perro abandonado en la calle es una prueba viviente de la irresponsabilidad, tanto de dueños individuales como de municipios que han fallado en controlar la población canina.

Para abordar esta situación se requiere un enfoque integral. Las autoridades deben promover la tenencia responsable, implementar programas de esterilización y sancionar a quienes abandonen o maltraten animales. La creación de refugios y caniles, en colaboración con organizaciones protectoras, son pasos esenciales para solucionar este problema antes de llegar al sacrificio.

El caso de San Pedro de Atacama es un llamado a la acción sobre la importancia de la responsabilidad humana en el cuidado de las mascotas. No podemos seguir permitiendo que la indiferencia y la falta de gestión adecuada resulten en tragedias evitables.

- Publicidad -

EN PORTADA