20.6 C
Antofagasta
Martes 27 de Febrero del 2024 11:58

Desvíos de dineros irregulares por $600 millones: El escándalo financiero que sacude la organización del Festival de Antofagasta

Un demoledor Informe revela que el alcalde de Antofagasta, Jonathan Velásquez y el Secretario Ejecutivo de la Corporación Cultural, Erik Portilla, autorizaron traspasos de dinero por $600.000.000 a la empresa Comercializadora F&M Limitada sin documentos de respaldo ni garantías. Asimismo rebajaron la multa a la empresa de $518.000.000 por los graves problemas en el festival, como la falta de baños, al simple préstamo de servicios y arriendo de equipos. Además se detectó una transferencia por $102.589.000 pero el comprobante no indica el nombre ni el rut del beneficiario, por lo que no se acredita si esos fondos llegaron efectivamente al destinatario.

Lea también:

El Diario de Antofagasta
El Diario de Antofagasta
Noticias de Verdad. DiarioAntofagasta.cl es el medio digital más leído de la región minera de Chile. Noticias, entrevistas, reportajes, fotos, videos, opinión y contenido de Antofagasta, Calama, San Pedro de Atacama, Tocopilla, Mejillones, Taltal.

Un demoledor informe de la Dirección de Control de la Municipalidad de Antofagasta, revela graves irregularidades en la gestión financiera del “Festival de Antofagasta 2023“, colocando una seria cuota de incertidumbre al proceso de organización del “Festival de Antofagasta 2024“.

El informe, al que tuvo acceso este diario, revela una serie de posibles faltas a la probidad, tales como la falta de exigencia de garantías financieras a la productora, la existencia de desvíos de dineros irregulares autorizados por el alcalde Jonathan Velásquez sin la debida justificación ni respaldo, y una notable ausencia de documentación adecuada para justificar los gastos realizados con los $600.000.000 de fondos municipales.

Además, el informe destaca la reducción inusual de multas impuestas inicialmente a la productora del evento, empresa Comercializadora F&M Limitada.

Pagos sin respaldo

De acuerdo a lo constatado por la Dirección de Control de la Municipalidad de Antofagasta, el contrato entre la Corporación Cultural de Antofagasta y la empresa Comercializadora F&M Limitada contemplaba que un primer pago de $300.000.000, al momento de la firma del contrato y los otros $300.000.000 millones de pesos se pagarían durante cada jornada de festival, tras la verificación de los respectivos montajes.

Estos pagos estaban supeditados a que una vez finalizado el evento debían entregarse certificados donde constara que no habían remuneraciones pendientes ni pagos pendientes a proveedores, facturas que acreditaran la compra de fuegos artificiales y certificados de estados de pago, pero no se adjuntó a la rendición de cuentas ninguno de los documentos requeridos.

En otro punto, se detalla que la productora debía incorporar una garantía de fiel cumplimiento del servicio por $300.000.000, pero este monto nunca fue enterado. “No se adjunta copia en la presente Rendición de Cuenta, que permita determinar si fue efectivamente entregada a la Corporación Cultural y de no ser así el contrato estuvo sin caución alguna durante toda su vigencia“, señala el informe.

El documento detalla que el 7 de febrero de 2023, fueron transferidos $300.000.0000 a la productora con autorización del alcalde Jonathan Velásquez, el Secretario Ejecutivo de la Corporación Erick Portilla y el jefe de Administración y Recursos Humanos, sin pedir factura y sin solicitar Garantía alguna por dicho monto, por lo tanto ante cualquier incumplimiento, inclusive la no realización del mismo Festival, no existió resguardo de los fondos municipales girados.

Asimismo, los otros $300.000.0000 de pesos fueron girados a la productora desde la Corporación Cultural, sin exigir ninguno de los documentos requeridos por contrato, en especial copia de facturas de compra, los Certificados notariales por concepto de no adeudar servicios subcontratados, el Informe Final sin observaciones de parte de la Unidad Técnica, ni los Certificados de la autorización del Estado de Pago emitido por la Unidad Técnica indicando si existen multas.

Asimismo, la Comercializadora F&M Limitada emitió más de una factura por $600.000.000 pero la Corporación Cultural de Antofagasta rindió solamente una, la N°3220, desconociéndose si se emitió una nota de crédito correspondiente ante el Servicio de Impuestos Internos (SII).

La multa que no se cobra y una extraña transferencia de fondos

Debido a los graves problemas en el evento, como la falta de baños y otros incumplimientos, se aplicó a la empresa una multa de $518.000.000. Sin embargo, la administración que encabeza Jonathan Velásquez decidió rebajar la multa, conmutándola por la prestación de servicios técnicos, más el arriendo de equipos para 4 eventos en el año.

Lo anterior constituye un detrimento a las arcas municipales, toda vez que ese monto debió ser reintegrado a la municipalidad, ya que existía un saldo de $102.589.000 para el pago en efectivo de la multa, no obstante, este fue pagado a la Productora”, añade el informe.

Efectivamente, la investigación de la Dirección de Control dejo al descubierto que la Corporación procedió a pagar a la Productora la suma de $102.589.000 mediante comprobante de Egreso 000514 de fecha 14 de julio de 2023, autorizado por el Señor Alcalde, el Secretario Ejecutivo y por el jefe de Finanzas de la Corporación.

Sin embargo, el comprobante del Banco BCI de operación del 14 de julio señala un monto de $102.589.000, pero no indica el nombre y RUT del beneficiario, por lo que solo da cuenta que la operación está validado, no así que efectivamente se hayan transferido los fondos a la Productora F&M Ltda. por el “Saldo Festival de Antofagasta 2023” o a otra cuenta.

Finalmente, la dirección de control añade que rechaza en su totalidad el informe de cuentas y añade que los gastos rechazados alcanzan la totalidad de los fondos municipales otorgados ($600.000.000), los cuales deberán ser reintegrados, caso contrario se debe iniciar la cobranza judicial respectiva.

Dudas para el festival de Antofagasta 2024

En este contexto complicado, la administración actual, bajo el liderazgo de Jonathan Velásquez, está presionando para aprobar una asignación adicional de $700 millones para la próxima versión del festival para el 14 de febrero 2024.

Se trataría de un traspaso de recursos desde la Municipalidad a la Corporación Cultural, en las mismas condiciones que el año pasado, para que se encargue de las contrataciones de la próxima versión del festival. Un memorándum enviado cuando falta menos de un mes, da muestras de un aparente retraso y desorden en la planificación del evento.

Al respecto, el concejal Waldo Valderrama, expresó su preocupación dado que el evento del año 2023 estuvo envuelto en polémicas, y el festival 2024 puede estar en peligro de no realizarse.

Estamos a un mes del evento, sin posibilidad de hacer licitación y luego de un año de solicitar la rendición del festival del año pasado. Tuvieron exactamente 11 meses para planificar y desarrollar una licitación para tener un buen festival, pero no lo hicieron

Acá hay responsabilidades legales que no se están cumpliendo, hay una falta de planificación de esta administración alcaldicia que está dejando a la ciudad sin festival 2024“, añadió.

Por su parte, el concejal Luis Aguilera indicó que entregará los antecedentes a Contraloría, fiscalía y Consejo de Defensa del Estado CDE, para su revisión y fiscalización. Además emplazó al alcalde Velásquez a explicar “por qué permitió esta rebaja sustancial de multas y estos arreglos de producciones anuales que incluso podrían constituir delito“.

Nos debe explicar por qué hoy está solicitando 700 millones de pesos para el mismo evento a menos de un mes de la celebración antofagastina, la cual lamentablemente no está asegurada por las irregularidades cometidas en el aniversario de Antofagasta 2023“, añadió.

Esta decisión se produce en medio de un creciente escrutinio público y a menos de un mes del aniversario de la ciudad, lo que desde ya ha intensificado el debate sobre la administración de recursos públicos. Todo ello además en un momento especialmente complicado para la administración que encabeza Jonathan Velásquez, quien fue condenado por la justicia y suspendido del cargo por otro caso sucedido durante su administración, aunque puede apelar.

- Publicidad -

EN PORTADA