Una moción parlamentaria para derogar el Decreto Ley 3.342 sobre libertad de afiliación a la Confederación Mutualista de Chile presentó la diputada por la Región de Antofagasta, Marcela Hernando (PR), quien explicó que la antigüedad del mandato ha provocado una incapacidad para que el Estado se relacione con las sociedades de socorro mutuo, debido a la consideración en la normativa de instituciones oficiales que ya no existen, así como de un ordenamiento departamental que quedó obsoleto por el proceso de regionalización, entre otros aspectos.

“Todavía hay una gran cantidad de personas a lo largo de todo el país, yo diría que miles de personas, que pertenecen a las sociedades mutuales, y una de las dificultades que tienen es que hoy día no hay ningún paraguas que las resguarde desde el punto de vista del Estado, y eso porque en algún momento un decreto ley promulgado en el año 80 los dejó fuera de esa regulación”, indicó la diputada Hernando.

Antigüedad

Publicidad

En la fundamentación de su proyecto de ley Hernando explica  que actualmente es difícil saber qué institución es la encargada de apoyar y fiscalizar a las mutuales. “Ejemplo muy vago de ello, es que dicha ley fue planificada en Federaciones Provinciales y en Consejos Departamentales contrario al proceso de Regionalización llevado posteriormente en nuestro país. Así mismo, en un comienzo la Confederación Mutualista estaba representada en el Consejo de la Corporación de la Vivienda, organismo el cual ya no existe en nuestro país”, consigna la iniciativa de ley.

“Esta moción lo que persigue es finalmente derogar este decreto con fuerza de ley y de esa manera se restablecería la situación en términos de que las sociedades mutuales dependerían para todos los efectos de la fiscalización de la superintendencia y para los efectos administrativos del Ministerio del Trabajo”, aclaró Hernando, quien ha sostenido reuniones con representantes de mutuales de distintos puntos del país.

Origen

Las sociedades mutuales nacieron en Chile desde la segunda mitad del Siglo XIX, siendo una de las primeras expresiones de asociatividad de la clase trabajadora y las capas medias en el país, promulgándose hacia el 22 de marzo de 1963 la ley 15.177, que formaliza la Confederación Mutualista de Chile, compuesta por diversas sociedades nacionales. Con la aparición de las instituciones de previsión pública y privada la presencia e importancia de las sociedades mutuales disminuyó dramáticamente, pero aún quedan organizaciones en todo el territorio nacional.