El 99% de los trabajadores y trabajadoras asociados al Sindicato N° 1 de Minera Escondida votaron a favor de la huelga que se hará efectiva a contar del 6 de febrero, rechazando de esta forma la última oferta de la empresa.

Mediante una declaración pública el sindicato de trabajadores expresó su rechazo a “la actitud patronal que la compañía ha demostrado no solo en este proceso negociador, sino que también en los incumplimientos a diversas normativas legales desde el año 2014 y en el despido masivo de trabajadores enfermos o de trabajadores con familiares con enfermedades catastróficas, en 2015, este último disfrazado como un plan extraordinario de retiro“.

Denunciamos a Minera Escondida y a su campaña de desinformación de la opinión pública, ya que en el último tiempo se ha colgado de algunas condiciones desventajosas de parte de la industria del cobre, que a ella no la han afectado, difundiendo cifras falsas de productividad, con el único propósito de legitimar ante la opinión pública su política de reducción de beneficios a la hora de negociar“, añade el comunicado.

Publicidad

Asimismo emplazaron a Daniel Malchuk, presidente de BHP Billiton Minerales Américas, “a que recuerde su discurso de inauguración de la nueva planta concentradora OGP1, el 7 de abril del año pasado, cuando dijo que nada de lo construido en 25 años habría sido posible sin el compromiso y la excelencia entregados diariamente por los trabajadores, pidiendo un aplauso de reconocimiento por el aporte hecho a la construcción de la empresa y a su modelo de explotación, de la cual se dijo orgulloso“.

Finalmente se hizo un llamado al gobierno a “velar estrictamente por el cumplimiento de estas condiciones, impidiendo la burla de ellos por parte de Minera Escondida, evitando así que los trabajadores se vean obligados a tutelar sus derechos legales. La huelga sin reemplazo debe ser cautelada efectivamente. Esta será una prueba para la reforma laboral pronta a iniciarse“.

Por su parte desde Minera Escondida indicaron que lamentan que su propuesta sea rechazada por los trabajadores y expresaron su o¡voluntad  “de mantener las puertas abiertas para seguir llevando adelante un proceso que privilegie un ambiente de respeto y diálogo, a fin de lograr un acuerdo que nos permita enfrentar los desafíos futuros en conjunto“.