Con la presencia de la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, se desarrolló la ceremonia de colocación de la primera piedra del Extremely Large Telescope, ubicado en Cerro Armazones, una cima de 3.046 metros en el norte de Chile, a unos 20 kilómetros del Observatorio Paranal de ESO.

El ELT es un revolucionario telescopio basado en tierra que contará con un espejo primario de 39 metros y será el telescopio óptico e infrarrojo cercano de mayor envergadura del mundo. Permitirá abordar los mayores desafíos científicos de nuestra era, incluyendo el descubrimiento de exoplanetas similares a la Tierra, la observación de las primeras estrellas y galaxias para explorar nuestros orígenes, así como el análisis de la naturaleza de la materia y energía oscuras.

Hace un año ESO firmó un contrato con el consorcio ACe, constituido por Astaldi, Cimolai y el Grupo EIE, como subcontratista nominado, para la construcción de la cúpula y la estructura principal del telescopio. Fue el mayor contrato jamás adjudicado por ESO y también el mayor contrato en la historia de la astronomía basada en tierra.

Publicidad

El ELT es el último de los numerosos proyectos de ESO que se han visto beneficiados por el continuo apoyo del gobierno anfitrión de Chile desde hace más de medio siglo. El apoyo prestado recientemente por el Ministerio de Energía (Minenenergia) y la comisión Nacional de Energía (CNE) han sido fundamentales a la hora de establecer con éxito la conexión de la infraestructura a la red eléctrica. El lugar en el que se ubica el ELT fue donado por el Gobierno de Chile, y los terrenos de los alrededores forman parte de una concesión más extensa cuya finalidad es proteger las futuras operaciones del telescopio de interferencias de todo tipo.

Revise la transmisión en directo que realizó desde Cerro Armazones El Diario de Antofagasta.