Ya se cumplen 44 años del asesinato de 14 detenidos en la quebrada del Way, quienes fueron secuestrados desde la cárcel pública de Antofagasta por personal del ejército que integraban la llamada ”caravana de la muerte”, que era comandada por el general Sergio Arellano Stark.

Los dos vehículos para el transporte de los prisioneros, que iban amarrados y con los ojos vendados, fueron facilitados por el entonces coronel Adrián Ortiz Gutmann, quien murió en 2012 mientras era procesado por crímenes de lesa humanidad. Los militantes izquierdistas fueron acribillados y luego algunos repasados con corvos, según confesó el entonces subteniente de la Escuela de Blindados de Antofagasta, Gonzalo Santelices Cuevas, quien junto a su similar, Pablo Martínez Latorre, fueron comisionados por Ortiz para retirar a los detenidos desde la cárcel.

Entre los muertos estaba el estudiante de Periodismo Luis Alaniz Alvarez. Un mes antes, el 15 de septiembre, fue asesinado otro estudiante de Periodismo, Nenad Nesko Teodorovic, junto a su esposa, la asistente social de la Universidad del Norte, Elizabeth Cabrera, quien presentaba un embarazo de cuatro meses, y al funcionario de esta casa de estudios, Luis Muñoz Bravo.

Publicidad

El 5 de diciembre de 2013, al cumplirse los 40 años de estos crímenes, la Universidad Católica del Norte realizó un acto denominado “IN MEMORIA UCN, 40 AÑOS DESPUES, que consideró una misa presidida por el entonces Gran Canciller, Monseñor Pablo Lizama, en la Pérgola Comunitaria y la ceremonia de entrega de Títulos Póstumos y en Vida y Diplomas de Reconocimiento, en el auditorio Andrés Sabella.

En la oportunidad, el Rector Jorge Tabilo Alvarez entregó el título póstumo de periodista a mis compañeros de curso Luis Alaniz Alvarez y Nesko Teodorovic Sertic.

Isidro Morales Castillo

22519661_10214526455656353_167831344944694586_n (1)