Desde Sabella a la la matriarca de la familia Luksic, van los nombres y tumbas más reconocidas del Cementerio General de Antofagasta.

De la mano de José Marcelo Orellana, encargado de las actividades culturales del Cementerio General, nos disponemos a comenzar este recorrido histórico, lleno de cultura y anécdotas poco conocidas.

Antiguamente los cementerios de Antofagasta estaban ubicado en las afueras de la ciudad, en lo que hoy se conoce como el centro, porque en un principio la ciudad se comenzó a formar como tal en lo que conocemos como la Chimba. Entre las calles Iquique, Zenteno, Latorre y hasta la calle del Ferrocarril, estaban los antiguos cementerios. Los cuerpos se trasladaron a lo que conocemos hoy como el Cementerio General, alrededor de 1874, cinco años antes de la Guerra del Pacífico, cuando Antofagasta, aún pertenecía a Bolivia.

Publicidad

Uno de los primeros sepulcros que visitamos en nuestro recorrido, es el Mausoleo de Andrés Sabella, el cual se encuentra en el primer pasaje de la entrada principal a mano derecha. Nacido el 13 de diciembre de 1912, el escritor, poeta, periodista, dibujante y eterno estudiante de la carrera de Derecho, se manejaba en el mundo de las Bohemias santiaguinas, en el cual estuvo sumergido durante 21 años. Un hombre que admiraba el mar, el desierto y el norte de Chile, lugares que luego plasmó en sus obras. Gran periodista y escritor, reconocido también por grandes piezas como “Norte Grande”, “La Estrella Soviética”, “El Mar Tiene Veinte Años” y más.

Motivo por el que tras varios reconocimientos y espacios que se han dado en la ciudad con su nombre, llevó a que el Aeropuerto de la ciudad lleve se llame igualmente Andrés Sabella.

IMG_4397[1]

Continuando el recorrido, saliendo del pasaje donde encontramos a Sabella, siguiendo por el pasillo principal a mano derecha, en el mural blanco, al lado de Isaac Arce Ramírez (importante historeador de Antofagasta). Encontramos los nichos de la familia Papic, donde se encuentra José Papic, del cual podemos reconocer a veces sólo el nombre, y verlo como alguien que pudo haber hecho algo importante, porque la verdad es que él nunca ambicionó los cargos políticos, o la popularidad, él junto con su familia mantenian un negocio de panaderías. Venía de una familia Croata y tenía al igual que Sabella, un enorme amor por el norte del país, que encontraba abandonado y aislado de este mismo, dado el centralismo. Una de sus luchas por el término de esto y por la dignidad de la ciudad, fue el Centro para el Progreso de Antofagasta. Al igual que Andrés Sabella y Antonio Rendic, su enfoque estaba aquí en el norte, en el levantar el valor de esta ciudad y de su gente, haciendo historia fuera de la política, con un real y genuino interés por Antofagasta.

IMG_4434[1]

ya unos pasillos más arriba a mano izquierda, nos encontramos con el tercer integrante de este trío justiciero que luchó siempre por las causas antofagastinas, tanto por su riqueza cultural, como por las personas. El Doctor Antonio Rendic, aportaba como los demás nombrados, desde el ámbito de la salud y lo social. Fue conocido popularmente como el médico de los pobres, se hacían largas filas afuera de su consulta para poder ser atendidos por él, muchas veces no cobró las consultas, en especial a personas que consideraba de escazos recursos…Incluso a veces les preguntaba cuanto es lo que ellos podían pagar al momento de atender. Además regalaba farmácos y dinero para el transporte. También tuvo su lado literario, realizandóse como poeta bajo el seudónimo de Ivo Serge.

IMG_4419[1] IMG_4421[1]

Terminado el recorrido por estos personajes históricos de Antofagasta, un poco más arriba por el pasillo principal, nos encontramos con grandes Mausoleos de los cuales destaca el de Luis Camus, cuyo monumento fue diseñado en París, terminado aquí en 1905. Luis Camus fue un empresario cuprífero (de minas cuyo yacimiento es de minerales como el cobre u otros), tenía un pique llamado mina San Luis, en el cual según se cuenta, murió en un accidente laboral. De esa mina San Luis se dice que se le cambió el nombre y hoy es lo que nosotros conocemos como Chuquicamata, conviertiéndolo entonces, en el primer dueño de Chuquicamata.

A diferencia de los demás mausoleos, este en especial tiene solamente los nombres de los supuestos fallecidos de la familia Camus, sin embargo, en ninguna de sus lápidas se encuentra la fecha de defunsión de alguno de ellos, por lo que se presume que no se encuentran los cuerpos de ninguno de estos personajes aquí.

Lo principal que llama la atención sobre este mausoleo son las leyendas que se tejen a su al rededor, como por ejemplo una unión subterránea que conectaría al mausoleo con la Casona Camus, ubicada en la calle Avda. Argentina con Bolívar. Otra historia que se cuenta es que existiría otra cueva, esta vez subiendo dando un lugar donde supuestamente vivía un vampiro. Todas estas leyendas se fueron creando dado que las personas creían que Camus, guardaba su fortuna en este mausoleo, por el grosor de sus murallas que finalmente se cree no tiene los cuerpos de los supuestos fallecidos que ahí deberían estar. Sabido esto, las personas de ese entonces, no procedieron a invadir el lugar por tener miedo de este supuesto vampiro y las supersticiones que en esos tiempos se encontraban en boga.

IMG_4468[1]

Por último, el recorrido termina con la no menos importante tumba o cripta del ex Alcalde de Antofagasta Hermógenes Alfaro Saavedra. Quién fue un conservador miembro de la comunidad de caracoles de Antofagasta, y Alcalde de la ciudad entre 1894 y 1897, creando además durante este tiempo el considerado pulmón verde de Antofagasta “El Parque Brasil”.

Lo realmente increíble del lugar es que bajo su tumba existe una alfombra verde de pasto que la rodea, siendo el suelo del lugar arenoso, y donde no se ha plantado nada, tampoco se riega y es en el único lugar del cementerio donde este fenómeno ocurre. Sin embargo se cuenta que al estar al lado del mausoleo Camus, en algún momento, ciertas personas quisieron venir a destruir el mausoleo para robar las supuestas riquezas de Camus y el supuesto vampiro no los dejó, matándolos y dejando sus restos en este lugar donde hoy está la cripta del ex Alcalde, siendo esto entonces lo que alimenta al pasto que ahí crece.

IMG_4472[1]

IMG_4471[1]

IMG_4473[1]
Tierra debajo del pasto de la tumba del ex Alcalde Hermógenes.
El Cementerio General como en todos los lugares del mundo, guarda consigo la historia y formación de las ciudades, sus anécdotas, sus guerras, su cultura, su identidad, sus personajes históricos, sus mitos, sus leyendas y mucho más, por lo cual este no deja de ser distinto. Muchas de las tumbas guardan historias que no son conocidas, como por ejemplo las mujeres que forjaron la ciudad, los grandes arquitectos y constructores como Jaime Pedreny o los que lucharon en la Guerra del Pacífico… En el fondo, todos los que lograron y dieron hasta su última gota por formar la ciudad que hoy nos alberga.