El Intendente de la Región de Antofagasta, Arturo Molina Henríquez, calificó las declaraciones del economista en jefe del Banco Mundial Paul Romer, “como muy franca y honrada, pero que revela un escándalo de proporciones, por la inmoralidad y la falta de ética por el economista a cargo de su construcción (Augusto Lopez-Claro), lo que ha afectado a todo un país. Es impresentable justificar bajada de 5 y no 21 lugares en ranking de competitividad”.

Este lunes, el mismo Romer adelantó en su blog las modificaciones del ranking, en donde devela que Chile entre los años 2013 y 2017 sólo bajó 5 puestos y no 21 lugares que había publicado en 2016 el organismo.

La Presidenta Michelle Bachelet pedirá formalmente una investigación al organismo internacional, luego de que se conociera la manipulación política del ranking de competitividad realizado por el Banco Mundial.

Publicidad

A través de Twitter, la mandataria señaló que “los rankings que administran las instituciones internacionales deben ser confiables, ya que impactan en la inversión y el desarrollo de los países”.

MANIPULACIÓN

A la luz de las nuevas cifras, el jefe regional comentó que “las condiciones empresariales de Chile, no empeoraron durante la administración de la Presidenta Michelle Bachelet, como lo indicaba los informes del organismo y que estaban a cargo de Lopez-Claro. Debemos recordar que la inversión que más destaca en el país es aquella relacionada con la minería, y la región de Antofagasta concentra la mayor parte de los proyectos en ese sector, por lo que podemos inferir que una manipulación de los indicadores de confianza y competitividad tienen un perjuicio en la inversión que pueda llegar a nuestra zona”.

Según el índice de inversión extranjera directa de la Cepal, en 2015 Chile tuvo US$ 20.469 millones de dólares; mientras que durante el 2016 el índice figuró US$ 12.225 millones, lo que implica una variable negativa de 40.3 pts

El Doing Business es uno de los informes más importantes y reconocidos del Banco Mundial, que clasifica a los países de todo el mundo por la competitividad de su entorno empresarial.

“INMORALIDAD”

Respecto a lo ocurrido, el ministro de Economía, Jorge Rodríguez Grossi, calificó como “una inmoralidad pocas veces vista” la manipulación de los datos del ranking de competitividad empresarial de Chile por parte del Banco Mundial, entidad que por razones políticas habría cambiado constantemente la metodología de medición para mostrar un indicador más bajo durante la segunda administración de la Presidenta Michelle Bachelet.