El domingo 11 de marzo del 2018 pasa a la historia por diferentes hitos. Entrega por segunda vez de la banda presidencial de Michelle Bachelet a Sebastián Piñera, la caída de la piocha de O’Higgins y también que las redes sociales fueran el medio escogido tanto por la ex presidenta como por el presidente electo para dar a conocer sus apreciaciones.

También fue una jornada histórica a nivel regional. Con 36 años asume Marco Antonio Díaz Muñoz, el Intendente de Antofagasta más joven desde el retorno a la democracia, hito con el cual la centro derecha le arrebata a la centroizquierda una de sus banderas: La renovación de caras en la política.

Un mandato de Marco Antonio Díaz que a nivel regional resultará bastante particular, considerando que el periodo acabará de manera anticipada con la elección del primer Gobernador Regional electo en democracia.

Publicidad

También asumieron los nuevos Consejeros Regionales, donde se aprecian distintos puntos de vista e ideologías, pero todos marcados por un factor en común. La esperanza, de construir desde sus propios planteamientos una mejor región.

Fue precisamente en el Consejo Regional, así como también en la cámara de diputados, donde se produjeron los primeros “gallitos” entre el oficialismo y la oposición. Mientras que en la Cámara Maya Fernández se impuso sobre Paulina Núñez, en el Consejo Regional de Antofagasta primó el “empate” entre el oficialismo y la oposición. Tanto Eslayne Portilla por la UDI, como Mario Acuña por el PPD empataron en tres votaciones seguidas, por lo que finalmente se definirá en una próxima sesión al presidente del Consejo Regional.

Una votación del Consejo Regional que da cuenta de lo que puede ser la configuración política en el nuevo periodo, revelándose la existencia de dos polos, que deberán expresar sus diferencias ideológicas representando a sus electores, pero también asumir una actitud republicana y saber trabajar en conjunto y dialogar para trabajar unidos resolviendo las grandes temáticas que afectan a la región.

Enfrentar la falta de acceso a la vivienda y situación de tomas de terrenos; desarrollar políticas integradoras en materia de migración donde se logre compatibilizar la preocupación por la seguridad pública con el respeto a los derechos humanos, sin caer en el camino estéril del populismo y la xenofobia; adoptar medidas para los distintos dramas ambientales que afectan a las comunidades de la región como es el caso de la mala calidad del aire y las externalidades negativas provocadas por la minería y generación eléctrica, emanaciones de gases, fundición de baterías de plomo en Calama, hidrocarburos en el borde costero; dar respuesta oportuna a las crecientes críticas por fallos en la puesta en marcha de los nuevos hospitales de la región y mala calidad de la atención; avanzar en el acceso a la educación y aumentar las oportunidades de acceso y equidad; construir una región próspera que ofrezca opciones laborales, condiciones de equidad e inclusión para todos sus ciudadanos. Esas son algunas de las múltiples temáticas transversales, enmarcadas además en la necesidad urgente de que la voz de la región sea escuchada en la capital.

Felicitamos a las autoridades electas y designadas de todos los sectores políticos y les deseamos el mayor de los éxitos en cada una de sus gestiones para beneficio de la región. Desde ya cuentan con El Diario de Antofagasta como tribuna para dar a conocer su trabajo, metas y desafíos, así como también para recibir la necesaria retroalimentación con las demandas, anhelos y esperanzas de la ciudadanía.