Condenan al autor de homicidio al interior de la cárcel de Antofagasta

Captura-de-pantalla-2017-02-15-a-las-12.21.04

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Antofagasta condenó a Moisés Fernando Lobos Godoy  a la pena de 10 años y un día  de  presidio efectivo, en calidad de autor del delito de homicidio cometido contra Yerko Ayala Gallo, ilícito perpetrado el 28 de agosto de 2016 al interior del Centro de Cumplimiento Penitenciario Concesionado de Antofagasta.

En fallo unánime (causa rol 230-2018), el tribunal –integrado por los magistrados Marcela Mesías Toro (presidenta), Alfredo Lindenberg Bustos y Claudia Lewin Arroyo (redactora) – aplicó, además, a Lobos Godoy  las accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos, y la inhabilitación absoluta para profesiones titulares por el tiempo de la condena; más el pago de las costas del proceso.

Publicidad

Una vez ejecutoriado el fallo, el tribunal dispuso que se proceda a la toma de muestras biológicas del sentenciado para determinar su huella genética e inclusión en el registro nacional de ADN de condenados.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que el 28 de agosto de 2016, en horas de la mañana, cuando se procedía al desencierro de los internos del módulo 43 –destinado a condenados de alta peligrosidad o multi reincidentes- del Centro de Cumplimiento Penitenciario Concesionado de esta ciudad,  Moisés Fernando Lobos Godoy, salió desde su celda (la Nro. 7) premunido de un fierro largo en su mano izquierda, portando en la derecha un estoque artesanal, sin perjuicio de llevar su cuello cubierto con una especie de bufanda y en tales circunstancias esperó que la víctima,  el interno Yerko Emaus Ayala Gallo -también privado de libertad en el mismo módulo- saliera de su dormitorio (el Nro. 13) situado más al interior del pasillo del segundo piso.

Abriéndose paso y/o atacando con las armas punzante primeramente a algunos reclusos que estaban en su camino y una  vez que se encontró frente a frente con Ayala Gallo, no obstante éste hallarse armado también, Lobos lo arrinconó utilizando el fierro largo, propinándole al menos 2 estocadas en la zona toraco abdominal derecha y 5 en la izquierda, tres de las cuales penetraron el corazón, lesionado a su paso la aurícula derecha y los ventrículos derecho e izquierdo, lesiones que le ocasionaron la muerte momentos más tarde en el Hospital Regional por un shock hipovolémico agudo, no obstante haber recibido atención médica”, señala la sentencia.