En un 96,5% aumentan las enfermedades respiratorias en Antofagasta

CESFAM de Antofagasta ya se encuentran preparados ante aumento de enfermedades respiratorias

Un fuerte aumento respecto al año 2017 presentan las consultas de urgencia por enfermedades respiratorias en Antofagasta.

El Hospital Regional reportó un 96,5% de aumento en las consultas, mientras que en Calama se produjo un descenso del 19,7%.

Publicidad

Así lo dio a conocer la Secretaria Regional Ministerial de Salud, Rossana Díaz Corro, destacando que la ciudadanía debe poner énfasis en todas aquellas medidas preventivas que eviten las patologías invernales.

La autoridad destacó paralelamente, que la información oficial de la Institución – vinculada con la semana epidemiológica 21, es decir, de fines de mayo de 2018 – advierte respecto de la semana anterior de este año, y siempre a nivel regional, un incremento de las consultas de un 21,44%, cifra que sin embargo, insistió, es inferior a igual fecha del 2017.

Rossana Díaz Corro, explicó que de todo ello uno puede colegir que se observa un aumento ascendente de las consultas por patologías respiratorias, pero sin alcanzar, hasta el momento, los niveles de los últimos 2 años, es decir, 2016-2017.

HOSPITALIZACIONES

Puntualizó que las cifras en cuanto a las hospitalizaciones por causa respiratoria, también son positivas desde el punto de vista que muestran una baja de un 20,93% en la semana 21, en comparación de la semana 20 (14 al 20 de mayo), estando ésta, focalizada fundamentalmente en los niños de 0 a 4 años (32,2%) y en los mayores de 65 años (32,2%).

MEDIDAS PREVENTIVAS

Rossana Díaz Corro, llamó a la ciudadanía a no confiarse, tomando en consideración las bajas temperaturas que ha experimentado la región y a poner en práctica algunas medidas sencillas, pero eficaces, que contribuyen evitar la aparición y la propagación de las patologías de invierno.  Entre éstas, el lavado frecuente de las manos; el uso de los pañuelos desechables y del antebrazo al toser o estornudar; evitar los cambios bruscos de temperaturas; no fumar al interior de las viviendas y la ventilación de las habitaciones.  A todas ellas, dijo, se añaden medidas como soslayar las aglomeraciones y abstenerse de visitar a personas que ya estén enfermas.

Asimismo, resulta altamente provechoso que la ciudadanía concurra a los centros de urgencia de la atención primaria, los SAPU; lo que permite que los hospitales reciban sólo aquellos casos que requieren atención más especializada.