Municipalidad de Antofagasta izará bandera Wiphala en honor al Año Nuevo Indígena 

wiphalaEste jueves, la Ilustre Municipalidad de Antofagasta, por medio de su programa Casa de la Diversidad dependiente de la Dirección de Desarrollo Comunitario y en conjunto con la Asociación Gremial de escritores del Norte ASEN, realizarán en el marco de la Celebración del Año Nuevo Indígena, una ceremonia de izamiento de la bandera Wiphala, la bandera Mapuche y la bandera chilena, como muestra y reconocimiento de nuestros pueblos ancestrales.

Esta actividad se hace en el marco a su vez del Año nuevo indígena, o We Tripantu (Mapuche), Mara Taqa (Aymara), Inti Rraymi (Quichua), Aringa o Koro (Rapa Nui) y Linka Antay (Atacameño), es una festividad realizada desde el 21 hasta el 24 de junio en que sucede el solsticio de invierno, el que marca un nuevo inicio de la vida para los pueblos indígenas.

Publicidad

Es por eso que desde el año 1998 se declaró por el presidente de ese entonces, Eduardo Freire Ruiz- Tagle, la conmemoración del año nuevo indígena.

Se considera en esta celebración la cosmovisión que tuvieron los pueblos ancestrales, y contempla diferentes actividades tales como, rituales, ceremonias espirituales de renovación, encuentros familiares, reflexión, agradecimientos, rogativas y purificación correspondiente a un ciclo nuevo ligado a la naturaleza que renace o se renueva.

La alcaldesa Karen Rojo expresó que: “durante esta administración hemos mantenido un fuerte compromiso con la erradicación de la discriminación, por ello, estamos trabajando por generar una ciudad que valore la diversidad y donde se promueva y garantice la inclusión social de todas las personas. En esta misma línea de ideas, conmemorar el Año nuevo Indígena, significa reconocer, aceptar, visibilizar y valorar la labor sacrificada de nuestros pueblos ancestrales.

Entendemos la importancia de preservar las tradiciones y costumbres ancestrales de las cuales derivan los parámetros de la vida actual. Además de la oportunidad para la sociedad chilena de reflexionar acerca del carácter y origen multi- étnico y de no olvidar la riqueza cultural que conservan los distintos pueblos indígenas del norte y sur de todo nuestro territorio”.

Es en este contexto que además de izar las banderas como símbolo de que la municipalidad reconoce, respeta y valora nuestros pueblos ancestrales, se realizaran distintos rituales y rogativas de manera ceremoniosa, y se contará con las expresiones artísticas de bailes originarios.