El Tribunal de Juicio de Oral en lo Penal de Antofagasta condenó  a Gabriel Alonso Alfaro Zamora a 10 años y un día, como autor del delito de homicidio simple; y a la pena única de 5 años y un día, en calidad de autor de cinco delitos de lesiones graves.

Los delitos fueron perpetrados dentro de la ciudad de Antofagasta perpetrados el 11 de junio del año pasado. El veredicto fue unánime y se aplicó la inhabilitación absoluta para cargos, oficios públicos, derechos políticos e inhabilitación profesional durante el tiempo de la condena, como también, el costo de las causas.

El Tribunal dejó en claro que, en horas de la noche del 11 de junio, Zamora se presentó en una propiedad ubicada en Monjitas de la comuna de Antofagasta, quien procedió a sacar un arma de fuego y disparó en contra de un grupo de personas que se hallaba en el domicilio. Los impactos alcanzaron a seis de ellos, falleciendo en el hecho del crimen, Marcelino Cubillos, producto de las heridas a bala, como también, otras cinco personas resultaron con heridas de carácter grave por los impactos balísticos que propició Zamora.

Publicidad

Por otra parte, Carlos Gabino Alfaro Rivera hijo del acusado, estuvo presente en los actos perpetuados por el padre. El tribunal, al ver que no había pruebas suficientes para condenar a Carlos como autor de los mismos crímenes, saldría libre de los cargos, ya que las pruebas eran idóneas e insuficientes para establecer su participación directa con el padre.