Calama: El radical cambio de rutina de los adultos mayores y las formas para sobrellevar la pandemia del Coronavirus

Desde la llegada del Coronavirus Covid-19 se ha recalcado la importancia de cuidar a nuestros adultos mayores, ya que son un foco de riesgo importante para el virus.

Actualmente la situación para ellos es complicada, luego de estar más de tres meses en cuarentena y con el aumento de casos en nuestra región, especialmente en Calama, han debido acomodar su vida completamente.

No es un misterio que la pandemia ha dejado en evidencia muchas de las fallas que tenemos como país, una de esas es el cuidado que tenemos con nuestro adultos mayores, muchos de ellos recibiendo una pensión muy baja para subsistir solos, pero que antes del virus se camuflaba en abuelitos trabajando en supermercados, limpiando calles, realizando trabajos esporádicos, para poder vivir mejor.

Publicidad

Calama no es la excepción, siendo una de las comunas más afectadas por la pandemia y con el Hospital Carlos Cisternas colapsado, han debido de modificar su estilo de vida, algunos contando con el apoyo de sus familias y otros recibiendo la ayuda de alguna organización.

La importancia de la compañía diaria

(Registro tomado con anterior a la pandemia)

Luis Contreras, Profesor calameño y reconocido hincha de Cobreloa, nos cuenta como han sido estos tres meses y medio de pandemia en la “Tierra de Sol y Cobre” al cuidado de su madre, “ella tiene parkinson y otras complicaciones, pero no nos arriesgamos a llevarla al hospital, además está colapsado. Le van a dejar los medicamentos a la casa y la vez que tuvo un dolor de cabeza persistente tuvimos que llamar un medico a la casa para no exponerla”. Su madre tiene 78 años, fue profesora y dirigenta gremial en su época, se encuentra jubilada y debe contar con una persona que la acompañe en su diario vivir.

El profesional agregó que desde que llegó el virus, mi madre ha salido unas 4 o 5 veces y desde que declararon cuarentena obligatoria no ha salido nada”, puntualizando que la visita en la semana para tomar el té, conversar y pasar el rato con ella.

“Nosotros somos solo los dos que vamos quedando, por eso trato de ir con los dos permisos semanales y pasar el fin de semana con ella, ya que no dimensiona todo lo que pasa con el virus, además estaba acostumbrada a un ritmo muy activo, salía a caminar, pagar sus cuentas a tomar un helado y eso ya no lo hace desde hace tres meses, añadió.

Ejercitando el cerebro

(Registro tomado con anterior a la pandemia)

Hugo Torres Pacheco, es un adulto mayor nacido y criado en Calama, quien se encuentra viviendo nuevamente en la ciudad tras pasar varios años en Antofagasta, en donde ha tenido que acostumbrarse nuevamente al especial clima calameño.

“En las noches de repente se me congestiona la gargante y me duele algo la cabeza pero nada grave, los resfríos duran más pero nada de que preocuparse”, expresó.

Consultado sobre su nueva rutina tras la llegada del Coronavirus a la ciudad, el aludido respondió que “ahora no podemos salir para nada, afortunadamente tengo una plaza al frente de mi casa y doy un par de vueltas, una media hora caminando para estirar las piernas y distraer la mente”.

“En la casa veo las noticias, escucho música y me entretengo rellenando crucigramas y sopas de letras, hay que siempre estar fortaleciendo la mente, más en tiempos de pandemia”, finalizó el calameño.