El conflicto está desatado. Hace unos días, las marcas Lancome, Urbay Decay y Kiehls, las tres pertenecientes a la internacional L’Oréal, promocionaron sus productos a precios increíblemente bajos, en lo que informaron se trató de un error, pues los precios “se mostraron en nuestro sitio web de forma incompleta y errónea”, indicaron a través de un correo.

Así, perfumes de la marca Lancome, que usualmente superan los $20.000, podían encontrarse a menos de $500. Lo mismo con las populares paletas de maquillaje “Naked” de Urban Decay, que en retail rondan los $40.000, fueron vendidas a $390.

Con el pasar de los días, y sin tener una respuesta satisfactoria por parte de la empresa, los compradores se reunieron a través de redes sociales y siguen a pie firme con su intención de que se respeten los precios informados por la marca, argumentando que son ellos los que deben dar solución a un error que partió, precisamente por sus proveedores.

Publicidad

A partir de lo mismo, este miércoles se sumó un nuevo capítulo, luego de que las tres marcas involucradas se volvieran a poner en contacto con las afectadas, insistiendo en que se entreguen datos para la devolución del dinero, pese a que la intención de las compradoras es que no se les devuelva los montos, si no que se entreguen los productos.

En el nuevo acercamiento de la empresa, las usuarias acusaron presiones y decisiones arbitrarias sin antes llegar a una solución “en caso de no recibir la información antes detallada o que no puedas enviarnos los datos solicitados, a contar del lunes 28 de septiembre de 2020 tendrás la alternativa de retirar un vale vista bancario”, acusaron las afectadas tras un correo enviado por las tres marcas.

Vecinas de Calama afectadas

La situación llegó hasta la región de Antofagasta, debido a que al menos dos son las vecinas que se han visto afectadas por el tema “más que afectada, me siento engañada y decepcionada, porque compré suponiendo que eran precios de liquidación post cyberday”, comentó Lorena Honores desde el sector norte de Calama.

Dentro de las soluciones, Honores insiste en que ella busca “que se me entregué los productos por los cuales pagué a los precios publicados”.

Por su parte, Celia Pacaje, vecina de Villa Los Flamencos, agregó que “me siento afectada por la empresa L’Oréal, puntualmente por Lancome, que fue donde yo realicé la compra de los productos, por el hecho de que no se ve voluntad por parte de ellos de hacerse responsables por lo sucedido en sus respectivos sitios web”.

“Por otro lado insisten en la devolución del dinero, lo que consideró no es una solución adecuada para estos casos, si no que yo deseo la entrega de mis productos por los cuales yo pagué el precio tal cual ellos publicitaron en su página”, puntualizó.

Cabe mencionar que la Corporación Nacional de Consumidores y Usuarios (Conadecus) indicó a 24 Horas el pasado martes que “la oferta, desde que se realiza, debe ser respetada… aun cuando se trate de un precio que el proveedor diga que es erróneo”.