Ambas clínicas siguen funcionando: Dos veterinarios en la mira por administrar vacunas de perro en personas

Los centros veterinarios ubicados en la ciudad de Calama, seguirían en funcionamiento a pesar de los sumarios a las que fueron sometidas. En tanto, los profesionales habrían recibido una multa.

Se estima que un centenar de personas fueron inoculadas contra el Covid-19 con vacunas óctuples caninas en la ciudad de Calama durante el año 2020 por dos médicos veterinarios. Hecho que está siendo investigado por las autoridades sanitarias de Antofagasta. 

Según la información publicada por El Mercurio de Calama el día martes, uno de los profesionales publicó un informe titulado “Inmunización cruzada con vacuna coronavirosis canina como tratamiento preventivo en seres humanos con riesgo de contagio y desarrollar la enfermedad por coronavirus Covid-19” el cual distribuyo por redes sociales. 

La seremi de Salud, Rossana Díaz, declaró que este profesional identificado con las iniciales C.P.C., habría distribuido este falso documento en abril de 2020 para “poder vender la vacuna canina e inocularla en humanos”. Lo que resultó en un sumario por no cumplir con la normativa sanitaria y ejercer de forma ilegal la profesión de médico cirujano al hacer pronósticos sobre el uso de la vacuna en personas. 

Publicidad

De igual manera, una médico veterinaria identificada con las iniciales M.F.M, afirmó haberse inoculado ella misma y al personal de su clínica veterinaria, así como al esposo e hijos de una funcionaria a finales del año pasado. Según datos publicados por El Dínamo, mientras se desarrollaba la investigación de la Fiscalía surgieron al menos un centenar de individuos que dijeron haber sido inoculados con esta vacuna para canes. 

LA VACUNA Y SUS EFECTOS

La vacuna administrada es la “óctuple” o DA2PPC o DAPPC que protege a perros de enfermedades como el Distémper, Parvovirus, Parainfluenza, Adenovirus II, Hepatitis Infecciosa, dos cepas de Leptospira y Coronavirosis canina. 

Desde el Colegio Médico Veterinario (Colmevet) comentaron que “llama la atención que, ante un hecho de esta gravedad y desde abril del 2020 se hayan realizado sólo sumarios sanitarios, pero que no se haya procedido a la clausura de las clínicas veterinarias”. 

Asimismo, Rossana Díaz referente a los efectos que esta podría tener señaló que “hay investigaciones que dicen que el uso de vacunas de animales en seres humanos puede tener efectos locales o sistémicos”, lo que significa que puede afectar al cuerpo entero. “Como no sabemos si los efectos serán inmediatos o a futuro, la recomendación es esperar las indicaciones del ministerio para realizar sus vacunaciones”. 

En tanto, la Veterinaria Municipal de Calama Paulina Carrasco declaró para 24 horas que este tipo de vacunas son específicamente para perros, no humanos. Pudiendo arriesgar efectos que van desde un alza de presión hasta un shock anafiláctico o una descompensación.

MÉDICOS VETERINARIOS

El médico involucrado C.P.C fue multado con una suma de 180 UTM, mientras que la veterinaria M.F.M con 200 UTM, Sin embargo, de acuerdo a declaraciones entregadas por el alcalde de Calama a Radio ADN ambas clínicas seguirían funcionando con normalidad tras los hechos.