Calama: Fallecen dos adultos mayores luego de que sus cuidadores los contagiaran de Covid-19

Los funcionarios de una residencia para ancianos en la provincia El Loa, habrían contagiado a estos adultos mayores con la enfermedad, quienes fallecieron después de estar en estado crítico en el hospital de la comuna.

Dos adultos mayores perdieron la vida en Calama, luego de contagiarse de Covid-19 por parte de sus cuidadores en el asilo en que vivían, ubicado en calle Talca #3955. Pese a que ambos adultos, de 88 y 93 años, estaban vacunados contra la enfermedad, se registró un brote al interior del recinto, pasando sus últimos días en el Hospital Carlos Cisternas de la comuna.

Actualmente existen 13 casos positivos en el lugar, los que corresponden a nueve residentes y cuatro funcionarios. Anteriormente a la confirmación del brote dentro de la institución, parte de los funcionarios ya habían presentado sintomatología asociada al virus.

En relación a lo anterior, Manuel Herrera, Seremi de Salud de la región de Antofagasta, indicó que “nuestro equipo de brotes realizó una intervención presencial en el centro de estadía. También se inició con la trazabilidad y una búsqueda activa de casos, para detectar otros posibles contagios“.

Publicidad

Explicando que “Al parecer uno de los cuidadores de esta pareja de adultos mayores, ingresó al asilo contagiado, contaminando a sus compañeros de trabajo y ellos a las personas de tercera edad, resultando fallecidas“. Agregando que “se dejaron indicaciones de aislamiento seguro para quienes se mantienen en el centro. De los nueve residentes positivos, cinco debieron hospitalizarse, dos mujeres fallecieron, dos se mantienen hospitalizados y uno fue dado de alta“.

Asimismo, el Seremi agregó añadió para Calama en línea que se encuentran estudiando el caso con la unidad de epidemiología, con fin de verificar si el centro cumplía con las medidas de autocuidado. En caso de no contar con ello se iniciaría un sumario interno.

Finalmente, Herrera realizó un llamado a seguir cuidándose y cuidando de los demás, ya que, a pesar de que existe un gran avance en la población vacunada con la dosis de refuerzo, aún se debe tener en cuenta que existen grupos más vulnerables, como quienes padecen enfermedades crónicas o los adultos mayores.