IMG_9929La Dirección Regional de Vialidad perteneciente al Ministerio de Obras Públicas, sostuvo una jornada informativa con la comunidad de Ollagüe, para informarles los detalles de la pavimentación de la ruta internacional 21 CH, que une las comunas de Calama con Ollagüe y la frontera con Bolivia, en la Provincia del Loa, la cual se encuentra 100% finalizada, totalizando una intervención de 193 kilómetros.

El seremi de Obras públicas, César Benítez, destacó la labor de la Dirección Regional de Vialidad: “Como Gobierno estamos muy contentos de cumplir con el mandato de la Presidenta Michelle Bachelet, de otorgar conectividad en toda la región, fortaleciendo la red caminera. Este era un proyecto millonario, realizado tramo a tramo a través de diferentes soluciones viales, que estaba comprometido con los vecinos, y hoy podemos decir que hemos cumplido y que la ruta pavimentada hacia Ollagüe, una de las más extensas a desarrollar en el marco del Plan de Caminos Básicos, es una realidad”.

En total, el proyecto consideró una inversión superior a los 80 mil millones de pesos, obtenidos con fondos sectoriales y provenientes del Gobierno Regional. La pavimentación total de esta ruta se realizó por etapas y a lo largo del tiempo, siendo un hito muy relevante para las comunidades que habitan en el interior de la región, quienes conocen la historia de este camino internacional y pueden dar cuenta de sus nuevos beneficios.

Publicidad

En ese sentido, el presidente de la comunidad Quechua de Ollagüe, Jorge Condori, enfatizó: “Nosotros como vecinos vemos de forma muy positiva que se haya pavimentado la ruta hasta la frontera , las obras están excelentes. Antiguamente no se podía transitar en vehículos livianos, sino que solo 4×4 y esto es fabuloso. El tiempo traslado se acortó bastantes y en el tema turístico estamos trabajando en unos proyectos gracias a este acceso, que se suma al que mejorará Vialidad hacia Collahuasi, ya que es un beneficio grande tener contacto con la zona franca”.

Condori hizo un llamado además a cuidar el estado de esta ruta, transitada especialmente por camiones de alto tonelajes desde Bolivia y por empresas mineras, por lo que se espera lograr futuros consensos para mantener en las mejores condiciones el paso internacional.

El último tramo pavimentado, superó los mil millones de pesos, y contempló 30 kilómetros desde el Salar de Carcote hasta el acceso urbano de la localidad, precisamente donde se encuentra el hito Límite con Bolivia. Además, las obras consideran un by pass desde la ruta hacia la Aduana en una longitud de 1.340 metros.