Colores, historias y paisajes reflejaron una identidad comunitaria con el norte de Chile, convirtiéndose en la intervención artística urbana más extensa de Calama. El mural por los 130 años de FCAB, logró agrupar a jóvenes, artistas independientes, niños y niñas, siendo  entregado este lunes con una recepción masiva de la comunidad loina.

La pintura refleja un viaje que va desde Calama Hasta Ollagüe, rellenando con colores y siendo más de 180 metros de extensión del muro que bordea el recinto del ferrocarril.  La iniciativa de la empresa fue ejecutada durante un mes en conjunto con la agrupación artística y socio cultural “Antú” y acompañada de pequeñas manos de niños de comedores cristianos, voluntarios de colegios y liceos.

“Creemos que se ha cambiado esta muralla más allá de lo estético, pues transmite lo que queremos proyectar, una ciudad única y de contrastes intensos. Estamos orgullosos y satisfechos, porque es así como nos gusta que sea vista Calama. El trabajo lo hicimos con mucha alegría, con batucadas en cada jornada, con pasión y creemos que es una de muchas intervenciones urbanas de este tipo que vendrán”. Comentó el director de la Agrupacion Antu, Ricardo López.

Publicidad

Por su parte, la Gerenta de Sustentabilidad y Asuntos Publicos de FCAB, Solange Medina, destacó el desarrollo de la pintura en el marco de los 130 años de FCAB y como también la posibilidad de apreciar el talento de los jóvenes artistas que participaron. “Qué mejor para celebrar este aniversario con esta obra donde estamos reflejando la historia del Alto Loa. Es una obra de 180 metros, que se convierte en la primera página de un libro que queremos escribir junto a la comunidad”.

El muro perimetral del ferrocarril ubicado en calle Matta, pasa ahora a ser parte del patrimonio de la comunidad, ejecutado bajo Ley de Donaciones Culturales, presentado por el Centro Cultural Estación Antofagasta y con el apoyo de muchos, para que sea apreciado y cuidado por todos.