Fracasó la “marcha” por el rechazo en Antofagasta: Sólo llegaron 20 partidarios políticos que terminaron huyendo de los vecinos

Esperaban la realización de una gran marcha, pero finalmente no fue una marcha sino que un mitin. No más de una veintena de personas llegaron el mediodía de este sábado a calle Prat con Matta para realizar propaganda política por el rechazo a una nueva Constitución.

El pequeño grupo, compuesto principalmente por operadores y simpatizantes vinculados a partidos políticos y movimientos políticos de la extrema derecha, fue inicialmente ignorado por los transeúntes, despertando también sus proclamas mayoritariamente risas entre los vecinos, que poco a poco fueron aglomerándose en el lugar pidiéndoles que se retiraran y que dejaran de burlarse de Chile y sus demandas sociales, como también solicitándoles que no causaran provocaciones porque podrían ocurrir incidentes.

Sin embargo, algunos negacionistas profirieron insultos e incluso burlas a las personas fallecidas y mutiladas durante la respuesta del gobierno el estallido social, otros utilizaron banderas para golpear personas, mientras que un activista político por el “rechazo” lanzó deliberadamente gas pimienta en contra de los vecinos en el lugar, lo que terminó caldeando los ánimos.

Publicidad

De esta forma se produjeron algunos enfrentamientos que no pasaron a mayores, por cuanto los negacionistas, al verse superados en número, optaron por retirarse del lugar, que finalmente fue ocupado por una improvisada manifestación ciudadana a favor del “Apruebo” una Nueva Constitución.

A nivel nacional diversas encuestan dan cuenta que la opción “Apruebo” supera en algunas de ellas el 70% de intención de voto, mientras que el “Rechazo” no alcanza el 15%. Una diferencia que también se aprecia en las calles de la ciudad, considerando que este viernes se realizó una multitudinaria marcha en Antofagasta a favor de los cambios sociales que exige de forma mayoritaria y transversal el país, tales como mayor equidad social, nuevo sistema de pensiones para los adultos mayores, acceso a la salud, educación y cambios constitucionales de fondo en el país.