En la comuna de Antofagasta ya registran 2 casos de femicidio consumado en lo que va del año, es por ello que se activará un Protocolo de acción de Violencia de Género para que las trabajadoras del municipio local tengan las herramientas necesarias para contener, derivar o denunciar situaciones de maltrato.

La presidenta de la Comisión de la Mujer e Igualdad de Género, Karen Rojo, se reunió con funcionarias para proponer y efectuar un protocolo que les de más seguridad “y tomar conocimiento de lo importante de trabajar unidamente de hacer una red de apoyo para todas aquellas mujeres que se sienten violentadas, no solamente para las funcionarias de la municipalidad, sino también para esas usuarias que transitan diariamente por la municipalidad y que muchas veces no saben las instituciones que podemos ofrecerles apoyo. Por eso es que estamos con mucho entusiasmo trabajando en esto, pero estamos también con mucha tranquilidad para entregarle esa protección a las mujeres”.

Al encontrarse con situaciones de aislamiento, temores recurrentes, manos temblorosas y llanto persistentes en sus compañeras que irradien posibilidades de ser víctimas de violencia, éstas podrán detectar las señales para establecer acciones a seguir, orientando y otorgando medidas de apoyo, en caso de que la víctima sea parte del equipo de trabajo .

Publicidad

Además, acompañando a la alcaldesa en este encuentro, se hizo presente la Directora Regional de Sernameg, Claudia Meneses

En el encuentro estuvo presente la Directora Regional Sernameg, Claudia Meneses, quien aprovechó de agradecer por el interés de generar este protocolo por parte de la Municipalidad, ya que “estas son las instancias que en definitiva al activar los protocolos de acción, las mujeres se sienten mucho más fortalecidos y por supuesto protegidas”.

¿Por qué es necesario?

Mabel Torres, representante de los Funcionarios Municipales, manifestó que “tenemos casos de violencia que muchas veces son callados, o muchas veces las mujeres  no nos atrevemos a denunciar”, por eso destacó la iniciativa municipal.

Una de ellas es Lorena Troncoso, quien fue víctima de violencia intrafamiliar. Para ella, poder contar con una red de apoyo ante este tipo de situaciones dentro de su recinto laboral es fundamental, además de poder ser un aporte para el bienestar de sus compañeras.

“Yo soy una afortunada porque en el momento clave de mi vida tuve esa red de apoyo y pude comprender que tenía que salir de esa vida que en el fondo no era la que yo me merecía y mis hijos tampoco. Hoy día hemos avanzado mucho en este tema, pero hay otra brecha que es hacer comprender a aquellas víctimas, ¡Que son víctimas!”, manifestó la trabajadora.