Nuestra universidad respalda entusiastamente la promoción de los derechos de la mujer. Al ser uno de los principales centros de estudios de nuestra región, tenemos un rol relevante en esta tarea. La incorporación de la mujer al mundo laboral nos plantea múltiples desafíos, especialmente en el ámbito de las políticas públicas. El impulso de las leyes de cuotas y la que sanciona el femicio, entre otras importantes iniciativas, son avances relevantes.

Cada una de nosotras, desde nuestras diferentes experiencias personales y profesionales, hacemos un aporte clave a la sociedad. Hemos alcanzado posiciones de liderazgo, incluso en áreas impensadas hace algunos años. Sin embargo, todavía tenemos muchas tareas pendientes. Por ejemplo, en el mundo laboral se mantiene la desigualdad hacia la mujer. Representamos un tercio de la fuerza laboral del país con un 36,2%, aunque realizamos empleos de menor calificación y remuneración, según la Dirección del Trabajo.

Para disminuir esta brecha, la Universidad Pedro de Valdivia está impulsando acciones concretas. Empezamos un ambicioso plan de colaboración con el Ministerio de Mujer y Equidad de Género de Antofagasta, lo que significa que usuarias derivadas de este servicio serán atendidas, en forma gratuita, en nuestras Clínica Odontológica, Clínica Psicológica y futura Clínica Jurídica. En Antofagasta, la carrera de derecho comenzará a funcionar en horario vespertino, siendo la única universidad de la región que ofrece esta alternativa. Este significa que la Clínica Jurídica funcionará desde las 19 hasta las 22 horas, es decir, se está pensando en las mujeres que trabajan.

Publicidad

Además, representantes del Ministerio de la Mujer y Equidad de Género están asesorando a nuestros académicos, estudiantes y funcionarios en temas de equidad de género y derechos de la mujer. Hombres y mujeres hemos participado en interesantes charlas sobre prevención del VIH, violencia de género y en pololeo, entre otros. Estas conversaciones nos ayudan a entender un mundo cada vez más cambiante y con nuevos desafíos.

El 75% de los estudiantes y el 88% de los funcionarios y académicos de nuestra sede en Antofagasta son mujeres. Seis de los ocho decanos de la UPV en todo el país también lo son. Con estas cifras, la sede Antofagasta ya puede obtener la certificación de cuota de género, que otorga el Estado a las instituciones con buenas prácticas en esa área. Eso nos llena de orgullo.

Acciones como estas afianzan nuestro compromiso regional y consolidan a la Universidad Pedro de Valdivia como un referente en educación superior en Antofagasta. Sin duda, queda mucho por hacer en el combate contra la discriminación, pero tengo la satisfacción de que vamos por el camino correcto.

Alejandra Arevalo
Vicerrectora Universidad Pedro de Valdivia
Sede Antofagasta