Los bailes andinos, los corpóreos, las máscaras y diversas banderas regionales, como la de Magallanes y Calama, junto a grandes lienzos de la Whipala acompañaron a cientos de manifestantes que repletaron la Plaza de Armas de Santiago, para exigir Reconocimiento Constitucional para los Pueblos Originarios.

La música andina hizo mover las piernas y los brazos de todos los asistentes, quienes aplaudieron la protesta pacífica que no registro heridos ni detenidos, pese a la masiva presencia de carros y efectivos policiales.

Publicidad