El Presidente Sebastián Piñera promulgó la ley que aumenta las sanciones para aquellos que agredan o intenten agredir a Bomberos en el ejercicio de sus funciones.

La nueva norma aumenta un grado la pena para los que causen lesiones graves a los voluntarios, quedando en 3 años y 1 día hasta 5 años.

Para las lesiones menos graves, se aumenta la pena llegando a 541 días hasta 3 años.

Publicidad

Sin duda una iniciativa muy necesaria para la protección de Bomberos, la tranquilidad de sus familias y la dignidad de la institución.