Escándalo entre los más conservadores, ocasiona la decisión de una pareja de jóvenes que se decidió a mantener relaciones sexuales en una estación del metro de Barcelona.

Uno de los testigos decidió grabar el acto, desconociendo si se trataba de un experimento social o una auténtica cópula en público.

Lo que sí está claro, es que el hecho generó múltiples reacciones en el lugar: mientras algunos los alentaban, otros simplemente no podían creer lo que veían. En tanto, otros solo fueron indiferentes ante lo que ocurría en pleno andén.

Publicidad

El Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) está tratando de identificar a los responsables y, de esta manera, sancionarlos por “incivismo”.