Cynthia Gallardo: “La cultura machista ha ayudado a entorpecer el avance de la comedia femenina”

La comediante de 27 años aseguró que existe una diferencia cuando una mujer utiliza un improperio en una rutina pero que crear una rutina humorística es igual de difícil para ambos sexos.

Diego Maya
Diego Maya
Diego Maya

El mundo de la comedia es difícil y tratar de vivir de las rutinas, escenarios y la risa del público es más complicado aún.

El stand up es un estilo de humor que se instaló rápidamente en Chile y que puede impulsar la carrera de cualquier persona con talento hasta llegar a grandes escenarios, incluso el Festival de Viña del Mar.

Para conocer más sobre este mundo, hablamos con la comediante Cynthia Gallardo (27), quien nos relató sus inicios en las rutinas “fue super fortuito en realidad. En el 2013 colaboraba para LoserPower, una página de un humor bien particular. Gracias a eso conocí al entonces administrador y hoy uno de mis mejores amigos, Mario Cisternas. Él ya estaba empezando a hacer stand-up y francamente la curiosidad por subirme a un escenario fue muy grande”.

Publicidad

 

El apoyo de la gente alrededor siempre es importante, eso bien lo sabe la joven quien aseguró que “algunos por una extraña razón lo encuentran “cool”, jaja a mis más cercanos o las personas que me conocen bien, aún encuentran extraño el fenómeno de verme pasar de ser una persona super bajo perfil en la vida cotidiana a tener la capacidad de perder la vergüenza y subirme a un escenario”.

Consultada sobre la creación de sus rutinas, la aludida respondió que “por lo general en las cosas que a mí me afectan, en mis relaciones, en mis sufrimientos desde mis traumas más ridículos hasta la muerte de mi mamá”.

 

Machismo

Katty Fuentes
Katty Fuentes

El feminismo se ha instalado fuerte en nuestra sociedad y cada vez son más las mujeres que se unen al movimiento, por lo que ya no es extraño que muchas se instalen en un territorio que generalmente era exclusivo de los hombres.

En ese sentido, Cynthia aclaró que la participación entre hombres y mujeres en el stand up “está super equilibrada la cosa, desde hace mucho rato. Hay mujeres que llevan más años de comedia que la mayoría de los hombres que se han subido a un escenario de festival en el último tiempo”.

 

“La diferencia es que recién hoy y gracias a esos programas y festivales la gente se está enterando. Pero en bares y teatros hay muchas mujeres y hombres haciendo humor de muy buena calidad constantemente”, agregó.

La comediante no se quedó ahí y aclaró que “creo que la cultura machista ha ayudado a entorpecer el avance de la comedia femenina. Para un país como en el que vivimos y que está acostumbrado a décadas de humor masculino haciendo chistes sobre “la suegra que es guatona”, es difícil re-dirigir y cambiar la perspectiva hacia un humor femenino que habla sobre sexo, menstruación y aborto con toda libertad, les rompes los esquemas porque simplemente “las mujeres no deberían decir tantos garabatos” o “las mujeres no deberían hablar de la cintura pa’ abajo”. Un hombre habla a chuchada limpia y es gracioso, en el caso de una mujer es “poco señorita”. En ese contexto, para nosotras existe una dificultad extra”.

“La dificultad de exponerse al juicio público de una sociedad machista a la que le cuesta ver a una mujer quejándose y haciendo comedia sobre problemas reales en primera persona y ya no como el personaje de la señora que le hace bolsa la tarjeta de crédito al marido. Muchas veces ni siquiera existe una crítica hacia el guión, simplemente se nos castiga de antemano por “ocupar” un espacio que durante años perteneció solo a hombres”, añadió.

La joven aprovechó de enviar un mensaje a la comunidad, “si quieren hacer comedia, háganlo, no se queden con las ganas. Es bonito intentar hacer reír a la gente y de repente dejar un discurso detrás”, finalizó.