¡Lo mejor de la vida! Esteffanía Latapicctt habló sobre el cambio en su vida al ser madre

20158325_10213407397237709_398239307_nTener un hijo implica un gran cambio en la vida. Las sensaciones rodean  la incertidumbre y la desesperación, las cuales luego se transforman en una razón para luchar y mucha alegría.

Esteffanía Julliete Latapicctt Collante de 23 años es una de las chicas más reconocidas en Antofagasta, tanto por su belleza, buena onda y talento para el baile y la locución, sin embargo, la joven experimentó un gran cambio en su vida, fue madre.

Al ser consultada por la impresión al saber que estaba esperando un hijo, la profesional fue clara “mi primera impresión fue “¡Qué voy a hacer con un bebé!” e inmediatamente, me imaginé con panza frente al espejo mientras seguía pensando; “Me fui a la mier…”.

Publicidad

“Sinceramente en un momento en que a pesar de tener 22 años y “pensar” que estaba madurando, no lo estaba haciendo.  Siempre fui trabajadora, eso no era el problema. Más bien, las acciones que ejercía no iban en concordancia con los propósitos  que quería lograr en la vida. Me  comportaba como una niña de 17 años aún”, añadió.

No es un misterio que trabajar y criar un bebé es complicado, sin embargo, Esteffanía supo cómo mezclar ambas vidas “mi hijo fue todo lo que necesitaba para poder tomar el impulso a lograr todos mis propósitos. Esta vez sin excusas, sin retrasos, sin nada que me pueda detener. Sigo madurando, equivocándome y aprendiendo cada día. Pero a diferencia de mi vida antes de ser madre, sin importar la piedra con la que me tropiece, sigo adelante inmediatamente. L lega un nuevo día y debes dejar todo atrás, porque hay alguien que necesita de ti y te quiere ver feliz al cien por ciento.  Mi hijo creo que ha sido mi verdadero cable a tierra”.

20179904_10213407397477715_709571270_n“Mientras mi hijo dependa por completo de mí, me acompaña a absolutamente todas partes. Y la verdad me he sorprendido gratamente con toda la gente que ha aceptado aquella política que llevo.  Imagino que es la confirmación de que un hijo no te estanca, sino más bien, te potencia y puedes seguir con tu vida de la misma forma que antes. El truco está en organizar y valorar tus tiempos”, agregó muy segura.

Pese a la vigencia que aún mantiene la joven en las comunicaciones, no esconde ,las dificultades que lleva ser responsable con un hijo “a veces, si estando solos la vida es difícil, imagina con un bebé a tu lado. Con la única diferencia que cada día y cada noche que puedas pasar con dificultad, a pesar del cansancio y el estrés, no hay mejor recompensa que mirar a quien vino a este mundo para ser tu real compañero, y que con tan solo una sonrisa te expresa ese tan necesario “tranquila, todo estará bien”.

“Una de las grandes razones para que mi vida y la de mi hijo estén llenas de bendiciones y que no puedo dejar de nombrar, es primero que todo gracias a Dios y segundo, a todas las personas que nos rodean, amigos, familia, conocidos.  Tantos son,  los que disfrutan de vernos bien y felices, que por parte de ellos, el amor y apoyo, nos sobra. A todos ellos, que saben quiénes son, muchas gracias”, finalizó.