Así se recuerda a Víctor Jara en el Cementerio General de Santiago

33106976_10156310350119780_156183427702325248_nEl Cementerio General de Santiago fue el primer camposanto público de Chile, fue pionero en ofrecer un Centro de Crematorio (1965) y sin duda que cada pasillo esta repleto de misterio e historia.

Los más de 86 hectáreas que ocupa en la comuna de Recoleta albergan más de 2 millones de hombres y mujeres sepultadas, entre los que destacan grandes personajes que marcaron un antes y un después en nuestro país.

Una pequeña ciudad

El recinto es como una pequeña ciudad, con nombre de calles y direcciones, mapas en lugares estratégicos para ubicar algunas tumbas y mausoleos. Uno de los más queridos y recordados es Víctor Jara.

Publicidad

Jara fue un músico, profesor y director de teatro chileno, que con sus letras logró instalar su nombre con letras doradas en la sociedad nacional. El profesional fue detenido tras el golpe de Estado que derrocó al gobierno de Salvador Allende y tras ser torturado fue asesinado en el otrora Estadio Chile, que ahora lleva el nombre del fallecido cantaautor.

Dos espacios para Víctor Jara

En el Cementerio General existen dos espacios dedicados a Jara, el primero es un nicho ubicado en el Patio 160, en donde es posible leer numerosos mensajes dedicados a la memoria del artista.

El segundo se encuentra ubicado entre diversas tumbas de personas, tal como un chileno más, solo que el lugar es evidentemente notorio, pues los visitantes le dejan ofrendas, entre las que destacan una bandera del pueblo mapuche, una whipala, una guitarra, peluches, juguetes, entre otras cosas.

Visitar el recuerdo del músico es una experiencia llena de mística y paz, lo cual es muy necesario para pasar el estrés de la vida diaria, algo totalmente recomendado.