Existen algunas medidas y denuncias a las que pueden recurrir los padres y apoderados.

 

Hace años que el bullying escolar se ha vuelto un enemigo prácticamente incontrolable para profesores y autoridades académicas. Burlas, humillaciones, golpes, estrangulamiento y cortes son algunas de las características de este drama, el cual ha complicado a los establecimientos con denuncias y acusaciones de padres y apoderados.

Es que, más allá de los malos ratos o el dolor del momento, la herida que esto puede ocasionar a quienes son víctimas marca mucho más en lo sicológico, algo que puede durar por años y que, en casos extremos, ha conducido incluso a muchos menores al suicidio.

Publicidad

Algo que complejiza el panorama es que, por temor, los estudiantes que sufren bullying optan por no contar nada a sus padres o profesores. O bien, cuando estos se enteran, no saben cómo reaccionar para ponerle el corte definitivo y legal al asunto.

 

¿Cómo denunciar? La abogada Teresa Rubio, de “Venegas y Cía”, explica que “la ley 20.536 señala que es una obligación de todos los adultos involucrados informar ante el establecimiento educacional, respecto de cualquier hecho de maltrato físico o psicológico, agresiones e incluso hostigamiento que pueda afectar a un alumno o a un grupo de ellos, con el objeto de que activen el protocolo”, señala en primera instancia.

Y la profesional agrega que “todos los colegios están obligados a tener un reglamento interno, donde debe estar contemplado un protocolo sobre el acoso escolar”.

Para anotarlo

Según la abogada Macarena Venegas, “si el establecimiento educacional no realiza ninguna medida ante eventuales irregularidades, se debe denunciar a la Superintendencia de Educación, la que investiga, y durante este proceso tiene la facultad de realizar visitas en terreno”, explica la entendida.

Además, especifica que hay más caminos y alternativas. “Hay otras acciones que se pueden ejercer, además de solicitar al colegio que active el protocolo y concurrir a la Superintendencia. La víctima puede demandar al victimario, a sus padres e incluso al sostenedor por la responsabilidad en los hechos de bullying”, estableció la ex figura de televisión.

Ex “MasterChef” se une a la causa como embajadora de World Vision

Hace un año que Josefa Barraza, ex “MasterChef”, reconoció públicamente que fue víctima de bullying, razón por la que World Vision, empresa americana no gubernamental, le ofreció ser embajadora oficial para la lucha contra el daño. “Varias somos las figuras de TV que estamos trabajando en esto, cada uno enfocado en una misma meta: luchar contra el bullying”, aseguró la joven.

Esto lo hará en diferentes actividades, como charlas en los establecimientos de Santiago, donde les hablará a los estudiantes sobre el acoso. “La meta principal es ir en persona a hablar con los niños sobre el bullying, apoyarlos y contarles que si yo pude salir de eso, todos pueden”, comentó. Además esta iniciativa le ha dado fructíferos resultados, ya que varios profesores la han contactado para que vaya a los colegios a dar charlas.