Histórico pago de deuda pendiente a los profesores de Tocopilla

Municipalidad liquidó el 40% del déficit que se arrastraba de anterior administración, a la vez que desde enero del 2015 comenzará a pagarse en su totalidad, cumpliendose de este modo una de las principales promesas de campaña del Alcalde Fernando San Román.

pagodeuda

Tras un emotivo discurso la mañana de éste 23 de diciembre en la Escuela E-3 Pablo Neruda, el alcalde Fernando San Román hizo oficial el compromiso de inicio de pago por concepto de perfeccionamiento al Colegio de Profesores de Tocopilla que se adeudaba desde el 2007. Esto gracias a Fondos de Apoyo para la Educación Pública (FAEP) que aportó el Ministerio de Educación con más de 400 millones de pesos al municipio que en primera instancia liquidó inmediatamente el 40% del total y que desde enero 2015 comenzará con el 60% restante.

Publicidad

Este hito es una promesa de campaña que empieza a cumplirse, ya que en el plan de gobierno comunal se había insistido con liquidar este déficit con bastante anterioridad. San Román dejó muy en claro que el primer paso para lograr el éxito era tomar inmediatamente la decisión al momento de asumir como alcalde. Al reconocer la deuda y aceptar que los derechos de los docentes fueron olvidados durante muchos años, el diálogo entre ambas partes potenció el ánimo de conseguir los recursos porque “los profesores son el motor de la comunidad”, señaló el edil.

Agradecido de los presentes, del Ministerio de Educación y de sus profesores en su época de estudiante, el alcalde también se refirió al compromiso del municipio con la educación pública recalcando que “los tocopillanos saben quiénes están comprometidos así que vamos a luchar en este mandato por las demandas de finalizar con el lucro, la segmentación y la selección”.

Por otra parte, la presidenta del Colegio de Profesores de Tocopilla, Clara Castro, tuvo sólo palabras de agradecimiento, precisando que “nunca perdimos las esperanza ya que sabíamos que había un compromiso con el alcalde, así sólo nos quedaba ser pacientes porque sabíamos que cumpliría su promesa”.