Fase 2: Gobierno autoriza reuniones religiosas en lugares abiertos y cerrados

El sector religioso expresó su molestia al no ser considerado en la fase 2 del Plan Paso a Paso, por lo que ahora podrán ejercer sus actividades con público. Sin embargo, el Gobierno recomienda también ejercer por vía telemática dichas actividades y si es de manera presencial, seguir el protocolo sanitario correspondiente.

Este domingo, el Gobierno anunció nuevos cambios en la fase 2 de Transición del plan Paso a Paso, siendo uno de ellas la posibilidad de las iglesias volver a realizar reuniones religiosas tales como misas y cultos.

A través de un comunicado, señaló que se podrán realizar cultos religiosos con un tope de 20 personas en lugares abiertos y un máximo de 10 en espacios cerrados. Se estipuló que: “estos aforos podrán ser implementados durante los días que se realicen los cultos en comunas que estén en fase 2 del plan Paso a Paso, de lunes a domingo, Cuando se concurra un sábado, domingo o festivo, los asistentes deberán portar sus permisos de desplazamiento, habilitados por un máximo de dos horas y solamente pueden sacar uno por fin de semana www.comisariavirtual.cl”.

Según el Arzobispado de Santiago, mencionó que la decisión se tomó tras declaraciones realizadas por “la Conferencia Episcopal, el cardenal Celestino Aós, junto a sus Obispos Auxiliares, y de diversas confesiones religiosas. En ellas se pedía revisar la medida que prohibía la realización de cultos con presencia de fieles, por considerarla un atentado contra la libertad de culto”.

Publicidad

El vicario general del Arzobispado de Santiago, monseñor Cristián Roncagliolo, tras saber de la noticia declaró que valoran la decisión debido a que se “respeta el ejercicio de la libertad religiosa de todas las confesiones”. “No puede entenderse como un descuido, muy por el contrario, esto tiene que ser hecho cuidando todas las medidas sanitarias que nos ayuden a ser corresponsables activos en la erradicación de la pandemia”, añadió el monseñor.

Por otro lado, los expertos no vieron con buenos ojos el cambio. El doctor y director del magíster en Salud Pública de la Universidad Católica, Jaime Sapag, comentó que habría preferido nivelar la cancha en otro sentido y aumentar las restricciones para el resto de actividades o locales en fase 2. No obstante, el infectólogo del Hospital Barros Luco, Ignacio Silva, valoró el hecho de que se hayan ajustado los aforos de las ceremonias a los indicadores de la pandemia impuesta por el Gobierno.

El Gobierno hizo un llamado a todos quienes ejercen algún tipo de autoridad religiosa o de fe en distintos cultos, recomienda que realicen de manera telemática sus actividades. Mientras que quienes deban concurrir a una iglesia o recinto lo hagan cumpliendo los protocolos sanitarios.

Cabe destacar que la fase 2 en un principio solo consideraba la reapertura de comercios no esenciales y la realización de cuarentena los fines de semana. Luego, se le dio la facultad a los restaurantes y los locales de ocio, más la opción de realizar clases presenciales. Es por esto, que los grupos religiosos se molestaron al ver que no consideraban las ceremonias y cultos en la fase 2.

Vale mencionar que el Gobierno informó que durante marzo no se podría abrir gimnasios y casinos, tampoco se podrían realizar eventos con público. El motivo se debe al aumento de los contagios en diferentes zonas del país.