Los riesgos de los cigarros electrónicos en jóvenes

Especialistas afirman que su consumo en adolescentes aumenta la posibilidad de sufrir adicciones.

cigarrillosEn el año 2003 irrumpió en el mercado mundial el cigarro electrónico como una alterativa más saludable al cigarrillo común. Sin embargo, mientras se vivía el auge de las campañas de concientización del daño del tabaco a la salud, también lo hacía el uso de estos dispositivos que entregan nicotina y otros químicos a través del vapor.

Por ejemplo, en Estados Unidos las autoridades de salud reportaron que entre 2011 y 2015 el uso del cigarro electrónico en adolescentes aumentó en un 900%. Esta cifra es de especial preocupación ya que “el cerebro de un joven comparado con el de los adultos, es más vulnerable a las consecuencias negativas de la exposición a la nicotina”, dijo la máxima autoridad de salud norteamericana el doctor Vivek H. Murthy.

La médico especialista en adolescentes y jefa del programa de consumo problemático de alcohol y drogas de la Corporación SerJoven, Paula Donoso, señala que los miembros de la población más susceptibles a usar cigarrillos electrónicos son los jóvenes. La publicidad muestra estos productos como sofisticados, entretenidos y consumidos por gente reconocida en el mundo adolescente, lo que ha facilitado el aumento de su uso. Además, al no tener la restricción de compra como los otros cigarros, son vistos como menos dañinos.

Publicidad

En Chile no tenemos cifras sobre el consumo de cigarros electrónicos, pero sí hay estadísticas en materia de consumo de tabaco. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) somos el décimo país con más fumadores en el mundo y de acuerdo al Ministerio de Salud, tenemos el récord del consumo a nivel global en mujeres entre 13 y 15 años.

La doctora Donoso afirma que los cigarros electrónicos, también conocidos como e-ciggs o ENDS por sus siglas en inglés electronic nicotine delivery system, al no producir combustión podría plantearse que son menos dañinos, no obstante, en sus los líquidos de relleno se ha descrito la presencia de sustancias tóxicas y cancerígenas. “Hoy los estudios demuestran que los ENDS, al igual que los tradicionales, no son inocuos para la salud.”

 

E-Ciggs y adicción

 

La especialista de la Corporación SerJoven asegura que el riesgo de que el consumo de ENDS “evolucione” hacia los cigarrillos convencionales es real, particularmente en los jóvenes. “La nicotina es altamente adictiva, actúa en el circuito de motivación-recompensa, lo que podría favorecer el uso de cigarros tradicionales, así como otras sustancias”. Este dispositivo electrónico también representa un riesgo en la medida que puede usarse para consumir otras sustancias y pasar inadvertido, como la marihuana, afirma Donoso.

Por su parte la psicóloga a cargo del programa “Smoke Free” del Instituto Médico Schilkrut, Loreto Arriagada, señala que la sociedad chilena lleva años intentando erradicar el consumo de cigarrillo y que la falta de regulación para los dispositivos electrónicos es un paso en contra de esto. “Creo que la imagen social del e-cigg como un dispositivo limpio o sin riesgos para la salud va en contra de las políticas antitabaco y vuelve a naturalizar el consumo de cigarrillos”.

Por qué son dañinos

Durante 2016 la Organización Mundial de la Salud realizó cuatro estudios* sobre los cigarrillos electrónicos que concluyeron en primer lugar que las etiquetas de estos dispositivos no siempre describen la totalidad de los ingredientes que contienen. Y en segundo lugar, que la mayoría de los químicos nocivos presentes en los cigarrillos tradicionales están también presentes en los e-ciggs. Algunos de los elementos encontrados en ambos cigarros son:

  • Nicotina (incluso los que son denominados “libres de nicotina): Responsable de crear la adicción física a fumar.
  • Metales: algunos presentes en la lista de los 10 Químicos de Mayor Potencial Tóxico de la OMS.
  • Partículas pequeñas: aumentan el riesgo de enfermedades coronarias, cáncer al pulmón, asma e interfieren con el crecimiento y funcionamiento de los pulmones.
  • Nitrosaminas: asociadas con efectos adversos para la salud ya que están presentes en grandes cantidades y son altamente cancerígenos.
  • Compuestos orgánicos volátiles: la exposición prolongada a estos aumenta el riesgo de cáncer o daño al hígado, riñones y sistema nervioso central
  • Fenol: altamente irritante para la piel, ojos, membranas mucosas tanto después de la inhalación o de exposiciones dérmicas y siendo tóxico cuando son ingeridos por la vía oral.

 

Con estos resultados la OMS recomienda prohibir el consumo de ENDS en espacios cerrados, incluyendo ambientes laborales, espacios públicos y en medios de transporte; pide a los fabricantes que informen sobre los daños potenciales que éstos presentan en fumadores activos y pasivos, y finalmente, que esto se aplique tanto para e-ciggs antiguos como para los nuevos hasta que se pruebe que son inocuos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here