Cinco canciones y letras inolvidables de Violeta Parra

articles-75119_thumbnail (1)

Un día 4 de octubre de 1971 nacía en San Carlos Violeta del Carmen Parra Sandoval, inolvidable cantautora, pintora, escultora y multiartista chilena. En su conmemoración el día de su natalicio fue elegido como el día de la música y los músicos chilenos.

Te dejamos cinco de sus inolvidables canciones, muchas de ellas versionadas y tributadas por músicos del mundo entero.

1Arauco tiene una pena

Arauco tiene una pena
Que no la puedo callar,
Son injusticias de siglos
Que todos ven aplicar,
Nadie le ha puesto remedio
Pudiéndolo remediar.
Levántate, huenchullán.

Un día llega de lejos
Huescufe conquistador,
Buscando montañas de oro,
Que el indio nunca buscó,
Al indio le basta el oro
Que le relumbra del sol.
Levántate, curimón. .

Entonces corre la sangre,
No sabe el indio qué hacer,
Le van a quitar su tierra,
La tiene que defender,
El indio se cae muerto,
Y el afuerino de pie.
Levántate, manquilef

Adónde se fue lautaro
Perdido en el cielo azul,
Y el alma de galvarino
Se la llevó el viento sur,
Por eso pasan llorando
Los cueros de su kultrún.
Levántate, pues, callfull.

Del año mil cuatrocientos
Que el indio afligido está,
A la sombra de su ruca
Lo pueden ver lloriquear,
Totora de cinco siglos
Nunca se habrá de secar.
Levántate, callupán.

Arauco tiene una pena
Más negra que su chamal,
Ya no son los españoles
Los que les hacen llorar,
Hoy son los propios chilenos
Los que les quitan su pan.
Levántate, pailahuán.

Ya rugen las votaciones,
Se escuchan por no dejar,
Pero el quejido del indio
¿por qué no se escuchará?
Aunque resuene en la tumba
La voz de caupolicán,
Levántate, huenchullán.

2Arriba quemando el sol

Cuando fui para la pampa
Llevaba mi corazón contento
Como un chirigüe
Pero allá se me murió
Primero perdí las plumas
Y luego perdí la voz
Y arriba quemando el sol

Cuando vide los mineros
Dentro de su habitación
Me dije mejor habita
En su concha el caracol
O a la sombra de las leyes
El refinado ladrón
Y arriba quemando el sol

Las hileras de casuchas
Frente a frente, si, señor
Las hileras de mujeres
Frente al único pilón
Cada una con su balde
Y su cara de aflicción
Y arriba quemando el sol

Fuimos a la pulpería
Para comprar la ración
Veinte artículos no cuentan
La rebaja de rigor
Con la canasta vacía
Volvimos a la pensión
Y arriba quemando el sol

Zona seca de la pampa
Escrito en un cartelón
Sin embargo, van y vienen
Las botellas de licor
Claro que no son del pobre
Contrabando o qué sé yo
Y arriba quemando el sol

Paso por un pueblo muerto
Se me nubla el corazón
Aunque donde habita gente
La muerte es mucho peor
Enterraron la justicia
Enterraron la razón
Y arriba quemando el sol

Si alguien dice que yo sueño
Cuentos de ponderación
Digo que esto pasa en Chuqui
Pero en Santa Juana es peor
El minero ya no sabe
Lo que vale su sudor
Y arriba quemando el sol

Me volví para Santiago
Sin comprender el color
Con que pintan la noticia
Cuando el pobre dice no
Abajo, la noche oscura
Oro, salitre y carbón
Y arriba quemando el sol

3La carta

Me mandaron una carta
Por el correo temprano
Y en esa carta me dicen
Que cayó preso mi hermano
Y sin lástima con grillos
Por la calle lo arrastraron, si
La carta dice el motivo
Que ha cometido Roberto
Haber apoyado el paro
Que ya se había resuelto
Si acaso esto es un motivo
Presa también voy sargento, si
Yo que me encuentro tan lejos
Esperando una noticia
Me viene a decir la carta
Que en mi patria no hay justicia
Los hambrientos piden pan
Plomo les da la milicia, si
De esta manera pomposa
Quieren conservar su asiento
Los de abanicos y de frac
Sin tener merecimiento
Van y vienen de la iglesia
Y olvidan los mandamientos, si
Habrase visto insolencia
Barbárie y alevosía
De presentar el trabuco
Y matar a sangre fría
A quien defensa no tiene
Con las dos manos vacía, si
La carta que he recibido
Me pide contestación
Yo pido que se propague
Por toda la población
Que el león es un sanguinario
En toda generación, si
Por suerte tengo guitarra
Para llorar mi dolor
También tengo nueve hermanos
Fuera del que se engrilló
Los nueve son comunistas
Con el favor de mi Dios, si

4Gracias a la vida

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me dio dos luceros que cuando los abro
Perfecto distingo lo negro del blanco
Y en el alto cielo su fondo estrellado
Y en las multitudes el hombre que yo amo

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me ha dado el sonido y el abecedario
Con él las palabras que pienso y declaro
Madre amigo hermano y luz alumbrando
La ruta del alma del que estoy amando

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me ha dado la marcha de mis pies cansados
Con ellos anduve ciudades y charcos
Playas y desiertos montañas y llanos
Y la casa tuya, tu calle y tu patio

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me dio el corazón que agita su marco
Cuando miro el fruto del cerebro humano
Cuando miro al bueno tan lejos del malo
Cuando miro al fondo de tus ojos claros

Gracias a la vida que me ha dado tanto
Me ha dado la risa y me ha dado el llanto
Así yo distingo dicha de quebranto
Los dos materiales que forman mi canto
Y el canto de ustedes que es el mismo canto
Y el canto de todos que es mi propio canto

Gracias a la vida
Gracias a la vida
Gracias a la vida
Gracias a la vida

5Volver a los 17

Volver a los diecisiete después de vivir un siglo
Es como descifrar signos sin ser sabio competente
Volver a ser de repente tan frágil como un segundo
Volver a sentir profundo como un nino frente a dios
Eso es lo que siento yo en este instante fecundo

Se va enredando enredando, como en el muro la hiedra
Y va brotando, brotando como el musguito en la piedra
Como el musguito en la piedra, ay si, si, si

Mi paso retrocedido, cuando el de ustedes avanza
El arco de las alianzas ha penetrado en mi nido
Con todo su colorido se ha paseado por mis venas
Y hasta la dura cadena con que nos ata el destino
Es como un dia bendecido que alumbra mi alma serena

Se va enredando, enredando, como en el muro la hiedra
Y va brotando, brotando como el musguito en la piedra
Como el mus guito en la piedra, ay si, si, si

Lo que puede el sentimiento no lo ha podido el saber
Ni el mas claro proceder ni el mas ancho pensamiento
Todo lo cambia el momento colmado condescendiente
Nos aleja dulcemente de rencores y violencias
Solo el amor con su ciencia nos vuelve tan inocentes

Se va enredando, enredando, como en el muro la hiedra
Y va brotando, brotando como el mus guito en la piedra
Como el mus guito en la piedra, ay si, si, si

El amor es torbellino de pureza original
Hasta el feroz animal susurra su dulce trino
Retiene a los peregrinos, libera a los prisioneros
El amor con sus esmeros, al viejo lo vuelve nino
Y al malo solo el canino lo vuelve puro y sincero

Se va enredando, enredando, como en el muro la hiedra
Y va brotando, brotando como el mus guito en la piedra
Como el mus guito en la piedra, ay si, si, si

De par en par la ventana se abrio como por encanto
Entro el amor con su manto como una tibia mañana
Y al son de su bella diana hizo brotar el jazmín
Volando cual serafín al cielo le puso a retes
Y mis anos en diecisiete los combirtio el querubín

Se va enredando, enredando, como en el muro la hiedra
Y va brotando, brotando como el mus guito en la piedra
Como el mus guito en la piedra, ay si, si, si