“Cantando aprendo más”: La revolucionaria estrategia de enseñanza en Antofagasta

Diario6Dedicarse a la pedagogía es difícil. Captar la atención de los estudiantes cada vez se vuelve más complicado.

Sin embargo, desde Antofagasta comienza a surgir una revolucionaria arma de educación que ha tenido muy buenos resultados, “Cantando aprendo más”.

Para conocer más sobre la iniciativa hablamos con el Profesor General Básico y estudiante de Magister en Liderazgo y Gestión, Iván Cortés Núñez.

Publicidad

El profesional del Colegio Evangélico José Lancaster expresó que “se trata de tocar canciones conocidas y cambiar su letra. Esta letra debe incluir algunos conceptos claves que queremos enseñar a los estudiantes. Estos conceptos son llamados “distinciones lingüísticas” y son los conceptos nuevos, que no se usan a diario por los estudiantes y que son indispensables de adquirir y comprender. Con estas distinciones, los estudiantes pueden comprender los contenidos que se les está enseñando”.

“Yo he tomado una canción muy conocida de Luis Fonsi llamada “Despacito” y con ella hemos aprendido las partes de los cuerpos geométricos. A esta canción se le agregaron 3 conceptos claves que son: Aristas, vértices y caras. A demás, se agregaron nombres de diferentes cuerpos geométricos que aprenden rápidamente gracias a la música”, agregó.

Pero el docente no se quedó ahí y añadió que “en otra canción de Maluma llamada “Felices los 4”, se le han agregado los nombres de los planetas del sistema solar, se define que es una estrella, y que son satélites naturales”.

diario5Consultado sobre los beneficios de esta estrategia de educación, el aludido puntualizó que “el primer beneficio que trae es que los estudiantes, al comenzar las clases con música, se sientes felices y abiertos a aprender. Además, cuando se agregan rimas y ritmo o una historia entretenida, los contenidos son mucho más fáciles de aprender”.

“Quién no recuerda las letras de canciones que desde niños cantamos. Esto demuestra que al hacer esto con las canciones, propiciamos que los contenidos aprendidos pasen a la memoria de largo plazo. Eso ha sido probado y se demuestra que los estudiantes, incluso en el momento de hacer las evaluaciones, recuerdan la canción cuando lo necesitan. Después de un par de meses, los estudiantes pueden cantar en cualquier momento la canción y siguen recordando la letra”, aseguró.

Nueva tecnologías 

“Estas canciones pueden ser subidas a plataformas que los niños y niñas conocen bien, como lo son Youtube o Facebook. Son los mismos estudiantes quienes comparten con otros compañeros, comentan, solicitan nuevas canciones y van enriqueciendo y en definitiva se van interesando en aprender, ya que les parece muy entretenido aprender de esta manera”, añadió.

Sobre en qué rango de edad y/o nicho es posible aplicar “Cantando aprendo más”, Núñez es claro “la aplicación de esta estrategia se recomienda para ser utilizado en todos los estudiantes. La educación en la actualidad nos invita a los profesores a ser innovadores en nuestras formas de enseñar. Ese desafío se debe a los constantes cambios en las formas de aprender de los estudiantes”.

Éxito

“Los resultados son evidentes. El primer buen síntoma de que todo esto funciona es ver que los estudiantes están felices al interior de la clase. Que los niños y niñas sean felices aprendiendo, no es poco importante, ya que nadie aprende algo que no le interesa o que le provoca rechazo. Al menos, no se aprende de la misma manera. Por otra parte, aunque para mi es lo menos importante, las calificaciones han mejorado. Usar canciones en versiones karaoke, también ha hecho que los estudiantes lean mejor, más fluido, y con mayor comprensión. No digo que sea mágico, pero funciona y es muy entretenido”, resumió el profesor.

¿Qué sigue?

El joven profesional anunció que se encuentra en la búsqueda de auspiciadores para incentivar que sus colegas creen letras a otras canciones conocidas que puedan estar disponibles en diferentes plataformas virtuales y que “la escuela Héroes de la Concepción ya está implementando el sistema de educar a través de canciones, por lo que me invitaron a conversar sobre mi experiencia. Han sido muy abiertos a escuchar y muestra una gran disposición al cambio. El proyecto es poder hablar en diversos establecimientos sobre estas experiencias y de esta manera enriquecer mi propio quehacer educativo”.

“Se agradece mucho la creatividad de los profesores para hacer sus clases. Puede ser que utilicen canciones, imágenes u otras formas. También se agradece a los colegios y a los jefes de la unidad técnico pedagógica que promuevan nuevas formas de enseñar y de aprender. En este sentido agradezco a mi Colegio que es el colegio Evangélico José Lancaster que ha sido flexible y abierto a la aplicación de innovaciones pedagógicas. Este es un colegio con una alta vulnerabilidad y es en estos colegios donde los profesores debemos usar nuestra máxima capacidad para lograr los objetivos de aprendizaje. Solo hay que atreverse y darle la bienvenida a la innovación. Si las sociedades cambian, la educación está en la obligación de hacerlo también”, finalizó.