Presentan exposición de arte contemporáneo en medio del desierto

Artistas visuales que pertenecen a La RED, plataforma que vincula a colectivos de arte contemporáneo que funcionan en Colombia, Chile y Argentina, realizaron acciones de arte en medio del desierto. Además montaron exposición colectiva, la que estará abierta hasta el 10 de enero del 2013 en horario de 13 a 21 horas.

Un hombre camina por el desierto dejando una nube blanca. El también viste de blanco. Luego cava una fosa y en ella deposita pequeños cuadros con cientos de pequeñas banderas pintadas. Son miles de colores que son enterrados a una orilla del cráter de meteoritos en la zona de Quillagua, poblado ubicado en la Región de Antofagasta a unos 280 kilómetros al norte de la capital nortina.

En el mismo lugar, un hombre mira al Este parado en un círculo que dibujó con sal. El dibujo asemeja al contorno del cráter dónde, en el fondo, ahora yace en su propia tumba una mujer que baja caminando los 40 metros de profundidad que tiene el cráter de unos 250 metros de diámetro.

Estas acciones de arte fueron realizadas por miembros de La Red, una plataforma de artistas contemporáneos de colectivos de arte de Chile y Argentina. Durante una semana, se reunieron en Antofagasta para discutir en torno a las distintas estrategias independientes que existen hoy en territorios
vulnerables. Además montaron una exposición colectiva, que se encontrará abierta hasta el 10 de enero de 2013, en la Sala Multiuso de la Biblioteca Viva ubicada en las terrazas del mall de Antofagasta.

Publicidad

Los artistas que participaron son: Roxana Ramos y Mariano Gusils, miembros del colectivo La Guarda de Salta, Argentina; Luciana Guiot del colectivo La Punta de Tucumán, Argentina; Dagmara Wyskiel del colectivo SE VENDE de Antofagasta, y del Taller C, el artista y arquitecto, Marcos Figueroa, académico y ex decano de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Tucumán. Además se invitó a Luis Fernando Arango, quien es el director del Museo del Barrio en Manizales, Colombia, para que sumara a la mesa de diálogo.

Cada uno de los convocados pertenece a un espacio alternativo que se aglutina bajo el nombre de La RED, plataforma de vinculación de colectivos de arte contemporáneo, la cual nació como hijo no programado de la Trienal de Chile 2009. Hoy, este encuentro fue posible a la gestión de Dagmara Wyskiel, artista y gestora, que lidera el colectivo SE VENDE, el que financió esta iniciativa con Fondos de Cultura 2012.

La experiencia, enriquecedora y a la vez retroactiva, permitió dinamizar la escena local y generó un diálogo entre colectivos, quienes hace años mantienen lazos en espera de consolidar esta plataforma internacional. El futuro para la organización es prominente, ya que existen proyecciones para consolidar residencias artísticas y seguir trabajando con miras a un próximo encuentro en 2013.

EXPOSICIÓN

La exposición colectiva de La RED en Antofagasta, acoge en parte el proyecto global utópico e idealista de Luis Fernando Arango, para trabajar en torno a su solicitud: que las personas más ricas del planeta donen el 4 por ciento de sus fortunas y de esta forma acabar con la inequidad y la extrema pobreza en la tierra.

“El llamado, literalmente inviable, desencadena la reflexión sobre los límites entre lo real y lo irreal en el comportamiento social y humano” explica Wyskiel, quien participa en la muestra con un video que grafica su paso por Colombia y su intervención interactiva “Cultivo de Tiempo”, que se materializa en pequeños vasitos con agua con distintos formas de tiempo que se desarrolla en el espacio urbano.

Arango, potencia su propuesta con la presencia de cartas dirigidas a magnates, incitándolos a donar su patrimonio; billetes, monedas y un video sostienen la obra.

Los artistas del colectivo La Punta, invirtieron la propuesta de Arango y lo materializaron en Infierno 4%, dónde se presentan gráficos y tortas con dimensiones de equidad. Esta es una creación colectiva que fue presentada por la artista argentina Luciana Guiot.

En tanto, el trabajo de Roxana Ramos de La Guarda, sigue la línea que venía trabajando en cuánto a paisajes que se mimetizan con elementos tangibles y por ello la obra traspasa la muralla. Su compañera, la artista Ana Benedetti, si bien no asistió al encuentro, entregó una obra para la exposición, la cual es un calado en capas doradas, asimilando la extracción de un gran mineral a pequeña escala.

El trabajo de Mariano Gusils en fotografía digital ofrece parte de su último trabajo, el que relaciona con el otoño y su sequedad, a través de fragmentos de lo mínimo. Junto a él, la obra de Figueroa atraviesa el espacio de abajo a arriba con una bandada de pájaros de alambres de púas, que generan una contradicción contenida en el espectador.

El día de la inauguración, se presentó también el trabajo de Francisco Vergara y Pamela Canales, dos jóvenes artistas emergentes antofagastinos, que trabajan con Wyskiel e integran el colectivo local, y que hoy gracias a este encuentro forman parte de La RED.

Una propuesta multidisciplinaria que ofrece distintas perspectivas y que reflejan la real posibilidad de generar un trabajo asociativo a pesar de las distancias y dificultades; de hecho, el funcionamiento de cada colectivo fue presentado como ponencia en la Universidad Católica del Norte, dónde los artistas ofrecieron una conferencia en conjunto.

QUILLAGUA

En tanto, la propuesta del colectivo local convocante busca potenciar la localidad de Quillagua como un lugar de residencias artísticas, de hecho durante el año una veintena de artistas entre los que destaca Fernando Prats, visitaron el poblado ubicado en medio del Desierto de Atacama y considerado el Lugar Más Seco del Mundo.

Fue ahí en el valle de meteoritos, en un cráter de grandes dimensiones donde los artistas ejecutaron distintas acciones de arte, las que fueron captadas en video y fotografía, y que forman ahora parte de un “Work in Progress” de cada artista.

De esta manera, se visualizaron las distintas maneras de cómo materializar las iniciativas independientes que se generan en territorios vulnerables dónde las utopías, se transforman en propuestas artísticas potentes que hoy se pueden visualizar no sólo en esta exposición, sino también en una planificación a mediano y largo plazo, que esta plataforma de colectivos llamada La RED, busca hoy ampliar hacia otros países limítrofes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here