Gabriel Osorio: “Dedico el Oscar a mi abuelo exiliado. Que no se repita jamás”

"Historia de un oso" le dio a Chile por primera vez en la historia un premio Oscar. Cortometraje se inspiró en el drama del exilio durante la dictadura militar pinochetista.

“Historia de un oso” le dio a Chile por primera vez en la historia un premio Oscar, luego de coronarse como el mejor cortometraje animado.

La cinta, dirigido por Gabriel Osorio y producida por Patricio Escala, se impuso a “Prologue”, de Richard Williams; “Sanjay’s Super Team”, de Sanjay Patel; “We Can’t Live without Cosmos”, de Konstantin Bronzit; y “World of Tomorrow”, de Don Hertzfeldt.

Publicidad

El cortometraje cuenta la historia de un oso triste y solitario, que construye un mágico diorama con sus propias manos como un intento de recordar la vida feliz de antaño, con su esposa y su hijo, antes de que un circo lo arrancara de su hogar, aludiendo metafóricamente al drama del exilio, que vivieron muchas familias chilenas durante la dictadura militar.

La cinta es una condensada historia de la violencia del régimen militar pinochetista, en 10 minutos. Una metáfora de lo que vivieron los presos políticos, exiliados y desaparecidos entre 1973 y 1990.

No tenemos palabras para expresar la emoción que vivimos. Quiero dedicar este premio a mi abuelo, que inspiró esta historia, y a todos quienes sufrieron en el exilio y que no se repita jamás“, dijo Gabriel Osorio en el Teatro Dolby, ante la ovación de la audiencia internacional.

Luego Pato Escala destacó lo importante que es este premio para el país cerrando con un histórico “Viva Chile“.