En esta ocasión, se conversó acerca del libro “todos deberíamos ser feministas” de Chimamanda Ngozi, el cual habla acerca de la relación de poder entre géneros y como se ha invisibilizado culturalmente.

La Cientista Política, María José reflexionó acerca del machismo en la zona norte y como se ha establecido en la localidad. “En la minería hay un desafío, que es incorporar a la mujer en roles directivos para poder instalar nuevas formas de mirar el tema. En lugares como este, el hombre ha tenido un rol desde la fuerza, el poder y la no reflexión, hoy todo eso está en tensión y se nota en distintos lugares del país”.

Además, contó que la relación con la extracción de la tierra, que está muy aferrado al norte de Chile, afecta a los pueblos indígenas y que este tema entra en el movimiento denominado “ecofeminismo” que comenzó a surgir en la década de los 70 en países como Finlandia y Dinamarca.

Publicidad

¿Pero qué sucede en una localidad con pocas universidades como Calama y que no se debate o se reflexiona poco sobre el feminismo?

María respondió que en Calama hay un trabajo que hacer en las organizaciones de base (implantar el debate en universidades y org.) y desde las autoridades. La Cientista Política dijo que son dos vías para poder instalar el tema. “Me parece que las comunidades tienen que ir viendo sus posibles alternativas para poder instalar el tema a nivel social. Además, las distintas entidades públicas debiesen tener como mirada transversal el tema de género, así lograr romper las barreras de este mismo, de otra forma, es difícil que se pueda hacer de manera espontánea”.

Por otra parte, la directora del Área de Bibliotecas de la Corporación de Cultura y Turismo de Calama, Edilia Thompson, expresó que la idea no es hacer un movimiento en estas charlas, sino que expandir el conocimiento al público en general. “Ahora no hay competencia de género, hay que valorizar ese concepto porque es como estamos cambiando y debemos aceptarlo”. Además, denominó que la falta de participación en las charlas, no es un problema, ya que mientras se estén haciendo estos eventos, siempre llegará alguien que quiera reflexionar.

“Nosotros queremos entregarle algo a la comunidad, debe haber un despertar en todo lo cultural. Sabemos que todo comienzo cuesta, pero después va llegando más gente interesada en las charlas, por estos motivos es importante lograr aprendizaje, porque un eslabón más otro eslabón, puede hacer cambiar una sociedad” Acotó Edilia.