Conociendo el deporte en Antofagasta: Los hermanos Bravo, deportistas de alto rendimiento en la región.

Ambos se desempeñan profesionalmente en la disciplina de halterofilia, y se preparan para representar a la ciudad y al país en distintos campeonatos próximos.

Cada día son más personas las que se animan a realizar algún tipo de deporte, perfeccionándose hasta desarrollarse de manera profesional. Hay para todos los gustos y capacidades, aptos para grandes y chicos, donde lo principal será la perseverancia.

En Antofagasta, se desempeñan distintas disciplinas que se llevan a cabo alcanzando niveles de alto rendimiento, dentro de estas, encontramos la halterofilia. Esta es un deporte olímpico que consiste en levantar el máximo peso posible en dos movimientos específicos, arranque y envión en una barra cargada con discos. La suma de ambos implementos son los que determinan el cual será el resultado del atleta que se encuentra compitiendo.

Aquí es donde encontramos a los hermanos Bravo, Joseph y Daniel, de 14 y 18 años respectivamente, quienes se han posicionado como los protagonistas del alto rendimiento en esta rama, y que hoy en día son destacadas figuras del levantamiento de pesas antofagastino.

Publicidad

Joseph Bravo, el menor de los hermanos, cuenta con basta experiencia a su corta edad coronándose como campeón nacional en 2018 en la categoría sub12 y posteriormente obtener un tercer lugar en la categoría sub15 del campeonato nacional de halterofilia.

El joven deportista recordó sus inicios contando “Este deporte lo practico hace bastante tiempo, cuando niño que practicaba con un palo de escoba, pero más adelante, cuando se abrió el programa promesa Chile en el 2018, comencé a entrenar con barra olímpica y me hice un deportista de alto rendimiento”.

Por otro lado, Daniel Bravo, tuvo sus inicios en este deporte a los 7 años, y a la fecha ha logrado, además de varios logros a nivel local y nacional, posicionarse como campeón del sudamericano en su categoría, representando a Chile a través del programa de alto rendimiento del MINDEP-IND Promesas Chile.

Sin embargo, no siempre ha sido fácil para el mayor de los Bravo, ya que el 2017 sufrió una importante lesión en una de sus rodillas, lo que, tras empeorar con el paso del tiempo, se sometió a una operación. Pese a este inconveniente, Daniel salió adelante rápidamente volvió a caminar y por consiguiente retomar sus entrenamientos para los próximos campeonatos.

Asimismo, envió un mensaje a la comunidad haciendo un llamado a “no rendirse por no ver resultados en poco tiempo, esto es el deporte, consiste en ser paciente y perseverante”, señaló.

Ambos hermanos, se han olvidado de las excusas y se propuesto una meta, pretenden seguir compitiendo en el área de alto rendimiento. Pese a la pandemia, han continuado con sus entrenamientos adaptándolos a las condiciones actuales.