Amor: El cerebro hace el trabajo y el corazón se lleva el mérito

Amor a pesar de ser un palabra de uso común y diaria no esta definida

Por años las personas han pensado que el culpable del “enamoramiento” es el corazón, pero están equivocados, el órgano responsable es el cerebro el cual se ve afectado por sustancias químicas que libera el organismo.

Cuando se habla de amor, inmediatamente se relaciona a un lindo sentimiento, un estado cercano a la felicidad y a instantes perfecto, pero ¿sabías que es mucho más que eso?. El amor, no sólo afecta la concentración, produce efectos físicos en tu cuerpo como temblores, los típicos que se sienten cuando se acerca aquella persona “amada”, el brillo particular en los ojos, que se puede apreciar en las personas que afirman estar enamoradas, las populares “mariposas en el estomago”, y a demás por si no lo sabía también ayuda a mantenerte alejado o alejada del dentista.

Durante años, el amor ha sido  fuente de inagotables conversaciones, poemas, canciones, cuentos y sí, muchas veces grandes batallas, al momento de hablar de amor la gran mayoría de las personas piensan que es el corazón quién decide cuándo y de quién enamorarse, es por esto que el día de los enamorados las calles de todo el mundo se llenan de corazones, pero a pesar de lo que muchas personas pueden creer, no este órgano encargado del amor, si no, el cerebro, “El responsable directo es el cerebro, específicamente el hipotálamo, que libera sustancias químicas y envía señales al corazón para que lata más rápido”, afirmó Lilian Reyes Sáez Doctora en Ciencias, mención Biología Molecular, Celular y Neurociencias.

Publicidad

Fisiología del amor

El hipotálamo es la parte que libera los químicos que producen el amor

Reyes comentó que entre algunas de las sustancias que libera el hipotálamo se encuentra la hormona conocida como adrenalina, que estimula el sistema simpático, generando dilatación de la pupila, aumento en la tensión arterial y  la frecuencia cardíaca que se conoce como taquicardia. Esto genera el enrojecimiento del rostro, acompañado de un estado de estrés, pero en el caso del amor, la liberación de endorfinas brindan una sensación placentera al individuo, lo que lo hace sentirse pleno en su relación amorosa, otras de las hormonas que se liberan son la testosterona, en el caso de los hombres y los estrógenos y la progesterona, en las mujeres, aunque esta liberación de sustancias está más orientada al sexo, los latidos de los enamorados pueden ser de180 a200 latidos por minuto, lo cual no le representa ningún daño.

Cuando sucede algo en el organismo hay cambios en todo el cuerpo, por ejemplo con el amor se presenta una alteración sanguínea lo que produce el rojo en las mejillas, aceleración de los latidos y una disminución en la producción de la orina, como dato anecdótico, cuando más enamorado menos frecuencia en las idas al baño.

El lugar del cerebro donde se registran los estímulos sensoriales y provocan reacciones humanas se conoce como sistema límbico o sistema nervioso “emocional”, que es el principal responsable de la vida emocional del ser humano y esta compuesto por el hipotálamo, el hipocampo, el tálamo y la amígdala, también esta fuertemente relacionado a la formación de recuerdos y la capacidad de memoria.

Cuando comenzamos una relación, la persona puede estar muy involucrada en la felicidad que da tener una pareja, esto produce una mejora en la circulación. El cuerpo por otro lado libera estrógenos que hacen lucir la piel más fresca y joven. También ayuda a combatir el envejecimiento.

Y cómo si esto no fuera suficiente, aumenta la producción de saliva, como resultado de los besos en la boca, se refuerza la protección contra las caries, sin contar con el gran número de músculos que se ven involucrados cuando de ósculos se trata.

Cuando existe contacto sexual, se reducen los ronquidos y el insomnio, pues se logra un estado de mayor relajación. También se libera la grasa natural del cabello que da brillo y refuerza el cuero cabelludo.

Estudios y análisis del amor

 Para algunos el amor es lo más maravilloso del mundo, con amor, piensan que todo sale mejor, pero para otras personas en cambio no es más que una prueba fehaciente de lo vulnerable que es el ser humano.

“Es indudable que el amor cambia a las personas. Las parejas enamoradas se comportan distinto, no sólo cuando están juntos sino también individualmente.” Aseguró Glenys Álvarez periodista en su texto, Retrato neurológico del cerebro enamorado En el se explica el estudio de la doctora en antropología Helen Fisher y su equipo, quienes realizaron experimentos en la Universidad de Rutgers, en Nueva Jersey a 17 hombre y mujeres en edad joven, por medio de la resonancia magnética descubrieron que no sólo la combinación nos enamora si no también las diferencias notables y curiosas de ambos sexos. Para el estudio se basaron en los niveles de dopamina en el cerebro, “La dopamina es un químico cerebral que produce sentimientos de satisfacción y placer. Hemos observado que cuando existen niveles altos de esta sustancia también hay un aumento de la energía, la motivación para ganar cualquier recompensa y en el sentimiento de regocijo. También encontramos cambios en otros lugares del cerebro, incluyendo en una región que se activa sólo cuando la gente come chocolate”, escribieron los expertos para la Sociedad de las Neurociencias quien publicó los resultados.

Francesco Alberoni Sociólogo y periodista italiano, sostiene que la experiencia de enamorarse es, en esencia, la condición naciente de un movimiento colectivo, compuesto exclusivamente por dos personas. “es justo lo contrario; es la experiencia del enamoramiento la que hace especial a la persona amada” extracto de “Enamoramiento y Amor” de Alberoni.

Un estudio en la Universidad de Pisa, Italia, demostró que la testosterona en los hombres disminuye, mientras en las mujeres aumentan a medida que avanza el amor, esto sucede como una manera de la naturaleza de igualar a los sexos.

 Al mismo tiempo en University  College de Londres, se llevo a cabo un estudio en el que se afirmaba que la tan conocida frase “el amor es ciego” más que una humorada es una realidad, pues el amor puede afectar a los circuitos cerebrales y cegar al individuo enamorado, esto debido a que el amor al liberar las sustancias químicas desequilibra el organismo. En algunos casos generando una baja en el neurotransmisor conocido como  serotonina.  Sustancia que en niveles bajo produce obsesión compulsiva llegando a  así, a los no menos explotados en la cultura general “celos compulsivos”, generando una especie de obsesión por la pareja.

El cerebro es sin duda el órgano del amor

Esta obsesión puede ser sumamente peligrosa, llevando a una persona bajo las influencias del amor a ponerse violenta injustificadamente, en algunos casos, más aún a la dependencia de la persona. Esta dependencia al momento de perder la persona amada puede llevar a la muerte.

Un estudio publicado en la revista especializada Journal of Epidemiology and Community Health  realizado porla Universidad de Glasgow, Escocia, basado en la evolución de unos 4.000 matrimonios de entre 45 y 64 años de edad entre la década de los 70 y 2004. El estudio reveló que los primeros seis meses de luego de la perdida de la pareja, son los más críticos, se ven afectador por fuertes depresiones, aumenta el tabaquismo, y  se producen desordenes alimenticios, luego de un periodo superior a cinco años se ven afectados por un incremento en las fallas cardíacas, en  buen chileno les rompe el corazón.

“Algunos comienzan a fumar más, otra gente bebe más y por lo general tienden a alimentarse mal”, afirmó Cathy Ross, doctora de la  Fundación de CardiologíaBritánica quien asegura que esto sucede por no saber llevar el duelo, el ser humano es sensible y los problemas emocionales tiene mayor repercusión en la salud física, todas las enfermedades son en parte sicosomáticas esto quiere decir que son producidas o afectan el cuerpo humano tal como una infección, primero con desgano, luego angustia, y terminando en depresión, terminar trágicamente si no son tratadas a tiempo.

 ¿El despido de cupido?

Mientras aún existen personas que creen fervientemente en el amor, como  C. Vega quién afirmó “el amor  existe  sólo que no es todo perfecto como todo  en la vida existen momentos difíciles pero tenemos que saber supéralos juntos”, como Vega lo interpreta, el amor  es más que unas simples líneas en un poema, mucho  más que una canción de moda que suena en las radios, es una confianza mutua, algo que al momento de pedir una definición pocas personas pueden o se arriesgan a hacerlo,  quizá sea por este mismo motivo,  la admiración y añoranza que genera en las personas, ese misterio de no saber qué  es , y cómo manejarlo, pero aunque todo el mundo habla del amor, no todos creen que  sea algo bueno, E.L como llamaremos a quién prefiere el anonimato, estudiante  de la Universidad Antofagasta ve el amor como un obstáculo que entorpece las libertades de las personas.

“Tengo claro que la pareja ideal no existe al igual que el amor verdadero, a la hora de necesitar algo se puede buscar a una mujer que cumpla tales requisitos con mediana facilidad” aseguró E.L   luego de varias relaciones fallidas por distintos motivos a optado por “no enamorarse” como decisión personal, y cree fervientemente, que el amor como un mero efecto químico, no dura para siempre, la preguntarle si podía definir el amor aseveró “Enamorarse es exagerar enormemente la diferencia entre un ser vivo y otro tomando a este ser vivo como poseedor de requisitos que, en el mismo momento me son necesarios para mi propio bienestar”. Como podemos ver, el amor por más estudios que se tengan siempre será un idilio diferente para todos, puede molestarte o gustarte pero siempre escucharas hablar sobre el amor.

Literatura para doctos del amor

“No sólo ama el hombre a la mujer y la mujer al hombre, sino que amamos el arte o la ciencia, ama la madre al hijo y el hombre religioso ama a Dios. La ingente variedad y distancia entre esos objetos donde el amor se inserta nos hará cautos para no considerar como esenciales al amor atributos y condiciones que más bien proceden de los diversos objetos que pueden ser amados.” Extracto de “Estudios sobre el amor” de Ortega y Gasset, en este libro

El amor activa lugares de la corteza cerebral que ciertas drogas activan

abarca el amor desde distintas perspectivas y los divide, se dice que no solo una relación de pareja es amor, también existe amor a objetos y situaciones.

Amor una droga masiva

Esta sensación tan que llena al ser humano felicidad, es también una droga, estudios realizados  por investigadores dela Universidad Estatalde Miami arrogaron como resultado que el amor, estimula los mismos hemisferios del cerebro  que drogas como el alcohol y la heroína.