¡Época de nacimientos!: Han nacido 18 crías de ballenas francas en peligro de extinción

La cifra podría aumentar dentro del mes que queda para que culmine el periodo de partos.

Una buena noticia para la especie de ballenas francas, desde noviembre a la fecha se han registrado 18 nacimientos de crías, cifra que podría aumentar considerando que aún queda un mes para que culmine la época de partos.

De acuerdo a información entregada por Vidaverdeco, la población de estas ballenas en el Atlántico Norte, especie que se encuentra en peligro de extinción, por fin está creciendo. Contabilizando entre 350 y 400 ejemplares en estado salvaje, según la Comisión de Mamíferos Marinos.

Cabe destacar, que este nuevo récord se vio influido debido a que la década anterior nacieron alrededor de 10 crías hembras, las que en este momento se encuentran en edad fértil, permitiendo el nacimiento de esta gran cantidad.

Publicidad

PELIGROS PARA LA ESPECIE

La Ballena Franca del Atlántico Norte enfrenta varios peligros, dentro de los que destaca el cambio climático que nos aqueja con fuerza, provocando un clima cambiante en las aguas del sector, lo que ha perjudicado las tasas de reproducción de la especie, así como también las ha dejado más vulnerables ante choques con embarcaciones.

Otro de los grandes desafíos que enfrentan, es el quedar atrapadas o enredadas en instrumentos utilizados para la pesca. Recordando que para el siglo IX los ejemplares eran cazados por balleneros nórdicos, según explicó el medio de vida consciente.

Siendo el choque con embarcaciones y el quedar atrapadas, las dos principales amenazas que enfrentan, ya que en conjunto conforman casi la mitad de la mortalidad de ballenas en el este del Atlántico Norte. Actualmente, se encuentran protegidas por la Ley de Especies en Peligro de Extinción y la Ley de Protección de Mamíferos Marinos.

CONOCIENDO A LA BALLENA FRANCA

También conocida como ballena de los vascos o ballena franca glacial, es una especie de cetáceo misticeto de la familia Balaenidae que se mueve por casi todo el Atlántico Norte, sin embargo, Vidaverdeco indicó que ésta ha ido migrando ligeramente a las aguas del sur de Nueva Inglaterra en los últimos dos años. Lo que ha generado que se vayan adaptando a un régimen de alimentación muy distinto.

Su nombre, Ballena Franca, tiene origen histórico por los balleneros que la veían como un blanco ideal para la caza, ya que estas son de naturaleza dócil y se mueven lentamente por la superficie. Estando en la mira de los pescadores por su grandes cantidades de aceite y barbas, lo que las llevó a estar en peligro de extinción.

Pese a esta crisis que atravesaron, durante los últimos años se ha registrado un leve aumento en su población en diferentes partes del mundo, reconociéndose tres especies de éstas. Las que según señala International Whaling Commission, son la ballena franca austral, la ballena franca del Atlántico Norte y la ballena franca del Pacífico Norte.