Cruzada de amor que traspasa fronteras: A través de donaciones se logró que Santi volviera a reunirse con su familia en España

El can, tenía vuelo para partir a principios de abril, viajando desde Santiago de Chile a Madrid, sin embargo, por su tamaño no lo dejaron volar. En ese entonces comenzó toda una campaña para reunir el dinero y lograr que el gran danés llegara a su destino.

Con una imagen de Santi comenzó la historia de la travesía que tuvo que vivir un pequeño gigante de cuatro patas y su familia para poder volver a reunirse. Su cara lo decía todo y llegó a conmover a todo un país para acudir en su ayuda y lograr que el gran danés partiera desde Viña del mar a Santiago y finalmente a España.

Imagen: @Aduameaviajar, vía Instagram.

Santi, un perro de un poco más de 4 años, vivía su vida como todo animalito debe vivir; con juegos, paseos a la playa y el amor de una familia. Sin embargo, todo cambio en julio del 2020.

“Ese día no entendía qué pasaba, todos se despedían de mi y sentía que mis papis tenían una pena enorme, pero no sabía por qué. Día a día esperaba la llegada de ellos, con ansias me acercaba al portón a ver si habían llegado por mí, pero no, nunca volvieron”, se indicó en la página Ayudameaviajar, donde comenzó toda una cruzada de amor.

Publicidad

A medida que pasaban los meses, el perro bicolor no entendía por qué no veía a sus dueños, esperaba por ellos y comenzó a deprimirse sin saber todo lo que faltaba aún. Tenía vuelo para el 23 de abril, pero llegado el día no lo dejaron viajar por pesar 57 kilos, pese a contar con la autorización correspondiente, sus vacunas, chip y su caja de transporte.

La única opción, era viajar por Iberia cargo desde Santiago de Chile, donde se les cobraba 3,000 Euros ($2.550.000 pesos chilenos) por el viaje, dando paso a una gran campaña en Go Found Me para recaudar la suma, la imagen de Santi recorrió las redes sociales llegando incluso a aparecer en noticieros nacionales, todos esperaban el reencuentro.

EQUIPO SANTI

Y así fue como el 29 de abril, entre todos, se logró reunir el monto para el viaje, llenando de esperanza a las más de 9 mil personas pendientes de la cuenta del gran danés.

Para el 03 de mayo, se acercaba la confirmación de la fecha del viaje, y el pequeño gigante enternecía las redes y los corazones de todas y todos aquellos que siguieron la historia, expectantes. Hasta que el día sábado 14, cuando la contingencia a nivel nacional eran las votaciones, llegó una información diferente, una que rompió la rutina y alegró a tantos, tras muchas horas de viaje, ¡Santi llegó a España!.

Desde que les conté mi historia, todos me dieron su apoyo. Me sentí apoyado, escuchado y muy querido. Hoy ha llegado el día, después de que viajé durante horas, llegué a Madrid. Estaban bajando mi cajita cuando vi a mis papis aparecer, me hice pipí, la verdad es que al verlos super que estaba seguro y que ya había llegado a mi destino”, se dio a conocer a través de su popular cuenta de Instagram.

Hoy, Santi se encuentra junto a su familia, demostrando que no hay imposibles cuando se quiere de verdad, demostrando que una mascota es un integrante más, que ama, sufre, extraña y da amor, ese amor incondicional y único que son capaces de entregar los animales. Demostró que no se abandona cuando todo se pone difícil, que no hay excusas ni pretextos, enseñándonos una vez más, que la unión hace la fuerza.

Por otro lado, la página creada por un cometido, hoy se dedica a difundir casos de ayuda para otros animalitos, que al igual que el perro viajero, necesitan la ayuda de todos y todas. Mientras que el dinero sobrante de la campaña, fue a parar a Ragnar, un can de tres meses que tiene problemas en sus patitas y necesita el apoyo.