Marc Coma orina acceso de Antofagasta y se roba la película en Rally Dakar

Marc Coma no pudo aguantar más y debió vaciar su vejiga a pocos metros de llegar a Antofagasta. Fotografía gentileza de Camila Gutierrez.

Algo más que diversión, atochamiento vehicular, huellas sobre restos arqueológicos y basura en el desierto, dejó la llegada del Rally Dakar a la ciudad de Antofagasta. Sin lugar a dudas, una de las imágenes que marcó la jornada, fue el acierto fotográfico de la joven Camila Gutierrez, quien se apostó en uno de los accesos de la capital regional, para ver la llegada de los pilotos.

Es entonces cuando pasó por el lugar el español Marc Coma, líder de la etapa, quien luego de más de 5 horas a bordo de su KTM, se vio obligado a realizar una parada obligatoria, que por cierto, no fue para solucionar algún desperfecto mecánico de su moto, sino que para evacuar su vejiga y realizar el humano acto de orinar a pocos metros del acceso a la Población Coviefi.

La repentina detención no significó contratiempo para Coma, quien se quedó cómodamente con la etapa Copiapó-Antofagasta, con un tiempo de 5 horas, 3 minutos y 52 segundos.

Publicidad

Sin embargo, para quienes si significará un contratiempo esta detención, es para los críticos del Rally, al simbolizar una muestra más del poco respeto de esta actividad con los restos arqueológicos y el medio ambiente.

Y es que si bien un poco de orina no le hará ningún daño al desierto, no sucede lo mismo con los rastros que dejan los vehículos a su paso.

Este accidente vehicular entre un vehículo en competencia y un auto particular terminó con heridos en Antofagasta. (Fotografía: L. Ramirez)

Al respecto, el presidente del Senado, Guido Girardi y el Colegio de Arqueólogos de Chile ya habían emitido con anterioridad, como cada año desde hace cuatro temporadas, una carta-protesta titulada ‘El impacto del Rally Dakar’. En ella aducen que: “Los vehículos de doble tracción son los vehículos que consumen mayores cantidades de combustible por pasajero transportado y kilómetro; 40 veces más que el transporte público y 20 veces más que un vehículo privado diseñado para el medio urbano. Son también de mayor peso y volumen y por lo tanto constituyen un mayor riesgo para la seguridad vial y para el patrimonio arqueológico”.

Críticas que desde el gobierno (que además es uno de los patrocinadores del evento) no son consideradas, aduciéndose que este Rally puede contribuir al turismo, además de ser una fiesta del mundo tuerca. “En estos momentos somos vitrina a nivel mundial“, dijo el Intendente Álvaro Férnández. ¿Vitrina o bacinica? usted decide.