Migración, seguridad y crimen: Estudio confirma que extranjeros no encabezan delitos

Informe del Servicio Jesuita a Migrantes, con fin de evidenciar y llamar a la reflexión en cuanto a migración y su asociación con delitos, evidenció que, en Chile, en los últimos 9 años, las personas extranjeras han sido más víctimas que victimarias.

Durante los últimos años, la llegada de migrantes a Chile ha ido en aumento, sumando hasta el 21 de diciembre del 2019 a 1.492.522 extranjeros residentes en el país según cifras entregadas por el INE. Con esta llegada, existe el mito entre una posible relación entre migración y delincuencia.

Lo cual queda desmentido en el informe realizado por el Servicio Jesuita a Migrantes “Criminalidad, seguridad y migración: un análisis en el Chile actual”. El cual cuenta con información y estadísticas analizadas, de los datos reunidos en el Censo 2017, Casen 2017, proyecciones y estimaciones poblacionales del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), además de lo solicitado por Ley de transparencia a Gendarmería, Carabineros de Chile y a la Subsecretaría de Prevención de Delito (SPD)

Publicidad

Según cifras entregadas en el documento, para el año 2019 fue inferior el porcentaje de extranjeros que han sido victimarios (1,4) en relación a la población chilena con (4,1%), mientras que los privados de libertad (0,21%) migrantes con un (0,23%) de chilenos, y en cuanto a quienes recibieron condena hay una diferencia de (0,9%) y (0,16%) respectivamente. Agregando que desde el 2010 al 2019 hubo 1,6 veces más víctimas extranjeras que victimarios.

Otro de los puntos del estudio, muestra que las detenciones a personas migrantes fue de 5,3 en el 2018, disminuyendo a 4,9% el 2019, sin embargo, se ve un alza este 2020 con un 8,1%, lo cual se explica que se debe principalmente al contexto actual de crisis sanitaria que vive el país. Ya que el 62% de estas entre enero y junio 2020 van asociadas a infringir reglas impuestas en pandemia.

Por lo que Pablo Roessler, encargado del estudio del SJM señaló “No se encuentra evidencia que el aumento de migrantes residentes en Chile se asocie con un incremento en la tasa de delitos a nivel nacional (…) existiendo incluso una correlación negativa en la mayoría de las regiones, entre permanencias definitivas otorgadas por año y tasas de delitos”.

A este tema, se suman otras investigaciones realizadas por las instituciones CEP, Migration Policy Insitute, y el BID, que coinciden en negar esta relación de extranjeros y delitos, aclarando que se encuentra más arraigada a un mito y relato que a evidencias reales.