Impuesto de Piñera hace peligrar que el segundo retiro del 10% llegue antes de Navidad

Gobierno mantiene inflexible su postura respecto al proyecto de retiro presentado Piñera, que obliga a toda persona con ingresos sobre $700.000 a pagar impuestos. A su vez el Mandatario no ha dado señales de dejar de bloquear el proyecto original de la diputada Pamela Jiles que permite el retiro sin pagar el impuesto. Ambas iniciativas vivirán día clave el jueves.

Parecía que todo estaba listo. El proyecto de segundo retiro del 10% desde los fondos de las AFP, que aparecía como una esperanza para muchas familias chilenas, frente a la falta de ayuda desde el Estado para sobrellevar la pandemia, contaba con los votos en el parlamento para ser aprobado, a pesar de la preocupación del Gobierno que insistía con los mismos argumentos ya desechados cuando se aprobó el primer retiro.

Sin embargo, en el camino comenzaron las complicaciones.  Primero, el Gobierno recurrió al Tribunal Constitucional para que anulara esta iniciativa en caso de que fuera aprobada en el Congreso. En paralelo, Sebastián Piñera presentó su propio proyecto de ley de retiro, pero de condiciones muy distintas al de los parlamentarios, al punto que la iniciativa gubernamental fue calificada como el “autopréstamo”, puesto que planteaba que lo retirado debía ser reintegrado obligatoriamente por las personas con una cotización adicional.

Además, considera el pago de impuesto a la renta por el retiro de los ahorros de los propios cotizantes. Así es como todavía no hay proyecto aprobado y con ello la posibilidad de que las familias puedan contar con su dinero antes del 25 de diciembre se ve cada vez improbable.

Publicidad

JUEVES SERÁ EL DÍA CLAVE

Este jueves se votarán tanto la iniciativa original del parlamento, como la propuesta “con letra chica” del Gobierno y de ser despachada cualquiera de estas, se podría alcanzar al límite el plazo antes de la navidad, puesto que ambas acciones legislativas plantean un plazo de 15 días hábiles desde solicitado el retiro.

Actualmente el proyecto de Piñera tiene la ventaja porque ya fue aprobado en el Senado, pero le agregaron indicaciones que lo dejaron más parecido al proyecto de la diputada Pamela Jiles. 

Sin embargo, para el caso del proyecto de Sebastián Piñera, se mantiene la incertiumbre debido al impuesto a la renta que el Gobierno insiste, las personas con ingresos sobre $700 mil deben pagar. Algunos parlamentarios de Chile Vamos plantean que el pago de impuesto podría ser desde 1 millón y medio hacia arriba; mientras que otros congresistas del oficialismo como también las bancadas de oposición dicen que debería ser desde 2 millones y medio hacia arriba.

Según informa Interferencia, para no negociar el impuesto, el Gobierno incluso arremetió en la Comisión de Trabajo anunciando que repondría el llamado autopréstamo al proyecto para poner presión.

De esta forma, todo depende de si se logra un acuerdo respecto del tema del impuesto el que se apruebe este jueves el proyecto de ley propuesto por Piñera, ya que si el gobierno no cede es probable que se rechace, mientras que si la oposición presenta indicaciones a la iniciativa, el trámite legislativo podría extenderse hasta la otra semana y exceder el plazo navideño.

La otra opción, es que Sebastián Piñera ceda y desista del recurso ante el Tribunal Constitucional que frena el proyecto original, surgido desde la Cámara de Diputados y que actualmente se encuentra en comisión mixta, para que así sea esta iniciativa la aprobada durante este jueves.

Un escenario aún más improbable es que se aprobaran ambas iniciativas.